Saltar al contenido
Experiencias Viajeras

Bahía de Kotor, la joya de Montenegro

Bahía de Kotor en Montenegro

 

Montenegro es un país que aún no es muy conocido entre los turistas.

Esconde muchas joyas naturales, como sus playas y sus parques naturales, pero también preciosos pueblos marineros.

Sin duda alguna, la visita estrella del país es la preciosa Bahía de Kotor, el fiordo más grande al sur de Europa y Patrimonio de la Humanidad.

Se ha convertido en una de las excursiones típicas que se hacen desde Dubrovnik y en una parada de los enormes cruceros.

Nosotros también hemos hecho esta visita de un día, durante nuestro viaje a Dunbrovnik de 3 días.

¡Te contamos nuestra Experiencia Viajera!

 

Visitando los pueblos de la Bahía de Kotor

Las Bocas de Kotor o la Boka Kotorska está justo en el área limítrofe entre Croacia y Montenegro, en el Mar Adriático.

Se denomina así, por Kotor, la ciudad más importante de la bahía.

La imagen de la naturaleza es soberbia, ya que la bahía se introduce 28 kilómetros en la tierra y está rodeada de dos inmensos macizos de los Alpes Dináricos.

La bahía está compuesta por varias bahías que se unen entre ellas mediante canales más estrechos.

Alrededor de la bahía hay pueblos muy bonitos.

Los más conocidos son Herceg Novi, población medieval de calles empedradas, Tivat, con sus lujosos yates, Risan, y sus mosaicos romanos, Perast, con sus iglesias y sus dos islitas, y Kotor, el impresionante pueblo medieval amurallado.

Se puede llegar de uno a otro por carretera, pero es algo tedioso.

 

 

Si quieres ahorrarte unos kilómetros puedes coger el ferry en Kamenari hasta Lepetane.

 

 

Pero sin duda la forma más bonita de recorrer la bahía es en barco.

Hay distintos paseos en barco en cada pueblo de diferente duración y recorrido. Este es el que vimos en el puerto de Kotor, junto a los enormes cruceros.

 

Paseos en barco por la Bahía de Kotor en Montenegro
Paseos en barco por la Bahía de Kotor

 

Nuestra Experiencia Viajera en la Bahía de Kotor

Durante el segundo día de nuestra ruta por Dubrovnik lo hemos dedicado a hacer una pequeña expedición en el vecino país de Montenegro.

Concretamente vamos a visitar la zona más cercana a la frontera, la Bahía de Kotor.

Para ello, hemos contratado una excursión para ir tranquilamente.

Toca madrugón, ya que el autobús nos recoge a las 7.15 junto a nuestro apartamento en Dubrovnik.

Un minibús nos lleva a otra parada, en la que en menos de 5 minutos nos recoge el autobús.

Somos prácticamente los últimos en montar, así que tras un par de paradas más, vamos rumbo a la frontera…

Nuestra guía se encarga de recoger todos los pasaportes y DNIs para pasar la frontera y tras unos quince minutos dejamos atrás Croacia para adentrarnos en Montenegro.

La primera parada es un centro comercial, pegado a la frontera, para ir al baño y desayunar. Cosa que agradecemos, ya que con el madrugón no hemos desayunado.

Nos bebemos nuestros batidos de chocolate, acompañados de galletas y fruta. ¡Qué hambre!

Por cierto, si no has traído nada y quieres tomarte algo en la cafetería o en el súper, tranquilo, la moneda del país es el Euro.

Nos ponemos en marcha rumbo a la Bahía de Kotor.

Tras tantos kilómetros de ruta por Croacia con nuestro coche de alquiler, se agradece que te lleven sin preocuparte de nada.

Solo toca relajarse echando una cabezadita, mientras escuchamos de fondo las explicaciones de la guía.

Y sobre las 11 horas, llegamos a nuestra primera parada, el pueblo de Perast.

 

Perast

Perast es un pequeño pueblo de apenas dos calles que se recorre en un pis pas.

Llaman la atención los palacios con una elegante arquitectura veneciana.

Destaca la Iglesia de San Nicolás, de estilo románico-veneciano.

 

Panorámica de Perast en la Bahía de Kotor en Montenegro
Panorámica de Perast en la Bahía de Kotor

 

En este pueblito se respira una paz especial y es que la naturaleza que le rodea es de postal.

Las montañas, el pequeño embarcadero, la bahía y sus dos islitas con sus iglesias.

¡Parecen sacadas de un cuento!

 

Las dos islitas frente a Perast en la Bahía de Kotor en Montenegro
Las dos islitas frente a Perast

 

Para llegar a las islas los lugareños te llevan en sus barquitas y te recogen por unos 5€.

En realidad a la islas, porque la otra es privada y no se puede desembarcar.

 

La Isla de Stevi Dorde o San Jorge

La primera de las islas no es visitable, tan solo para los monjes de la orden de los benedictinos.

El Monasterio que podemos ver en ella es de su propiedad.

 

La Isla de Stevi Dorde o San Jorge en la Bahía de Kotor (Montenegro)
La Isla de Stevi Dorde o San Jorge

 

La isla de Nuestra Señora de las Rocas

La segunda isla es artificial y está formada por rocas y material de los barcos hundidos.

Hay una iglesia con el mismo nombre, Nuestra Señora de las Rocas, que se llama Gospa od Skrpjela en croata.

La entrada es de pago, 2€, y lo más destacable es una imagen de la virgen tejida con hilos de oro, plata y pelo de mujer.

Lo hizo una mujer mientras esperaba que regresaba su marido del mar y tardó 25 años en acabar su obra.

 

La isla de Nuestra Señora de las Rocas o Gospa od Skrpjela en la Bahía de Kotor (Montenegro)
La isla de Nuestra Señora de las Rocas o Gospa od Skrpjela

 

Iglesia de Nuestra Señora de las Rocas en la Bahía de Kotor (Montenegro)
Iglesia de Nuestra Señora de las Rocas

 

Nosotros ni siquiera entramos a la iglesia, ya que había una enorme cola.

Preferimos sentarnos y disfrutar de las impresionantes vistas y la brisa marina.

Si vas por tu cuenta y andas justo de tiempo, es algo que puedes saltarte.

 

Paseo en barco por la Bahía de Kotor

Al de media hora, el barco nos recoge de nuevo para continuar paseando por la Bahía de Kotor hasta el pueblo de Kotor.

Las vistas desde el barco de la bahía, los pueblos y las montañas te dejarán sin palabras.

 

Paseo en barco por la Bahía de Kotor (Montenegro)
Paseo en barco por la Bahía de Kotor

 

Impresionantes montañas en la Bahía de Kotor (Montenegro)
Impresionantes montañas en la Bahía de Kotor

 

Kotor

Y llegamos al impresionante pueblo amurallado de Kotor, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El autobús nos deja a un par de minutos caminando y al fondo vemos el puerto con los enormes cruceros amarrados.

Bordeamos la Torre Kampana y la Ciudadela del siglo XIII.

 

Torre de la Kampana y Ciudadela de Kotor (Montenegro)
Torre de la Kampana y Ciudadela

 

Y llegamos a las puertas de la ciudad amurallada. ¡Impresionante!

 

La preciosa ciudad amurallada de Kotor en Montenegro
La preciosa ciudad amurallada de Kotor en Montenegro

 

Durante la visita a la ciudad amurallada nos acompaña otra guía.

Nos hace un recorrido de media hora por el pueblo, pero no sé si es que el calor me ha derretido el tímpano o que a la mujer se le han derretido las cuerdas bucales, porque no se le oye nada.

Así que me quedo bastante decepcionada, porque no me entero de nada.

Menos mal que el pueblo medieval es precioso con sus laberínticas calles empedradas y sus alucinantes edificios e iglesias. ¡Es cómo viajar a otra época!

Según pasamos la Puerta del Mar, nos recibe la impresionante Plaza de Armas, con una curiosa escultura de una lámpara.

 

Curiosa sombrilla en la Plaza de Armas de Kotor, Montenegro
Curiosa sombrilla en la Plaza de Armas de Kotor

 

A la izquierda destaca el Palacio Ducal y el Arsenal y a la derecha la Torre del Reloj, que sigue funcionando desde el siglo XVII.

Y junto a ellos terrazas y tienditas muy animadas.

 

Torre del Reloj, Palacio Ducal y Arsenal de Kotor, Montenegro
Torre del Reloj, Palacio Ducal y Arsenal de Kotor

 

Y llegamos hasta la gran Catedral ortodoxa de San Trifón o Sveti Tripun de 1166.

 

Catedral ortodoxa de San Trifón en Kotor (Montenegro)
Catedral ortodoxa de San Trifón

 

Tras el tour damos un pequeño paseo por la ciudad y nos comemos unas deliciosas porciones de pizza.

Nos sentamos en una sombra porque el calor es insoportable.

Tras reponer fuerzas, nos mentalizamos ya que nos espera una ascensión a las murallas de 1300 escalones.

La entrada es de pago, unos 8€.

 

Entrada para recorrer las murallas de Kotor en Montenegro
Entrada para recorrer las murallas de Kotor

 

Las murallas conservan torres, bastiones y castillos y llegan a una altura de 260 metros en la montaña.

Lleva calzado cómodo, ya que el trayecto es empinado y algunas zonas necesitan un repasito urgente… ¡Y mucha aguaaaa!

 

Murallas de Kotor vistas desde la puerta del río
Murallas de Kotor vistas desde la puerta del río

 

A mitad de camino, unos 10 minutos, está la iglesia de Gospe os Zdravlja (Nuestra Señora de la salud). Es un buen mirador y la mayoría de la gente se para aquí.

Pero nosotros seguimos hasta el final, hasta la Fortaleza de San Juan entre bastiones y torres.

El esfuerzo tiene su recompensa: alucinamos con las vistas.

 

Las impresionantes murallas de Kotor en Montenegro
Las impresionantes murallas de Kotor

 

Vistas preciosas desde las murallas de Kotor en Montenegro
Vistas preciosas desde las murallas de Kotor

 

La subida nos recuerda a la que hicimos por las murallas de Ston en Croacia.

Extasiados por el calor. Yo literalmente a punto del desmayo… nos damos un chapuzón en la playa del puerto.

 

Las impresionantes murallas de Kotor en Montenegro
Baño que nos salvó la vida en Kotor

 

La verdad es que es un lugar que merece la pena al menos una noche, porque la ciudad amurallada de Kotor iluminada tiene que ser una pasada.

Y sobre todo no recorrerla con tanto calor…

También nos quedamos con ganas de conocer los pueblos de Herceg Novi, Tivat o Risan.

Montenegro es un país que apetece conocer, yo ya tengo en mente el itinerario… No está mal para ir abriendo boca…

 

Y con la sensación de un día increíble nos subimos en el autobús.

Tenemos mucha suerte y pasamos la frontera en un tris tras.

Menos mal, porque la guía nos había advertido a la mañana que a veces la espera es de horas…

A las 19.30 horas, ya estamos de vuelta en Dubrovnik, para disfrutar del anochecer en la Perla del Adriático.

 

Cómo llegar a la Bahía de Kotor

Si durante tu estancia en Dubrovnik tienes coche de alquiler, puedes llegar y visitar la Bahía de Kotor por tu cuenta.

Desde la Perla del Adriático a Perast hay unos 80 kilómetros que recorrerás en menos de 2 horas.

Montenegro no pertenece a la Unión Europea por lo que tendrás que pasar una frontera.

Tiene un convenio especial, por lo que puedes pasarla con tu DNI y por supuesto, con el pasaporte.

Con respecto al coche, tendrás que informar de tus planes a la compañía de alquiler, porque lo más probable es que necesites la carta verde, que suele tener un suplemento.

Nuestro consejo es que si vas por tu cuenta, hagas al menos una o dos noches para disfrutar del país y descubrir otras joyas de Montenegro.

Si no tienes mucho tiempo y solo puedes visitar la Bahía de Kotor, te recomendamos que lo hagas con un tour guiado.

Irás tranquilamente en el autobús, la guía se encargará de los trámites de la frontera y aprovecharás a tope el día.

Como te comentábamos, nosotros lo hicimos así y la excursión estuvo genial. Muy bien organizada y con tiempo suficiente para disfrutar.

Si quieres visitar la Bahía de Kotor lo mejor es que contrates tu excursión ahora, sin sobrecostes y con cancelación.

 

 

 

Consejos para viajar a la Bahía de Kotor

Aquí van algunas sugerencias para disfrutar a tope de la Bahía de Kotor:

Calorazo. Si viajas en verano vas a pasar mucho calor. Aunque está cerca del mar, es una bahía por lo que apenas hay brisa. ¡Hidrátate bien!

Recorre la bahía en barco. La belleza del paraje es mucho más visible desde el mar.

Nuestra señora de las Rocas en Perast. No te olvides de parar en Perast para llegar en barquita a la iglesia que está en la diminuta isla.

Protégete del sol. Recuerda darte una buena protección solar, llevar gorra o visera y gafas de sol. En el mar el sol es aún más peligroso.

Lleva bañador. En la bahía podrás bañarte en cualquiera de sus playas.

Cangrejeras. Como en la vecina Croacia, las playas son de piedras o guijarros, por lo que acuérdate de llevar escarpines o cangrejeras.

Calzado cómodo. Una de las atracciones estrella es subir por las murallas de Kotor. Hay muchas escaleras y algunos tramos son irregulares, por lo que te aconsejamos que lleves unas cómodas playeras.

– ¡Ojo al roaming! Recuerda que Montenegro no pertenece a la Unión Europea, por lo que si usas tu teléfono móvil el susto está garantizado. A nosotros nos pasó y la broma de la factura aún duele…

Euro. No tendrás problemas con la moneda, porque curiosamente en este país utilizan el Euro…

Dedícale unos días. Si tienes tiempo, el país montenegerino se merece más de un día. Te contamos cuáles son los lugares imprescindibles de Montenegro.

 

La Bahía de Kotor es un paraje natural impresionante y su belleza no deja indiferente a nadie.

Recorrerla en barco es una gozada mientras disfrutas de la brisa marina, con los pueblos marineros junto a la bahía y con las enormes montañas como telón de fondo.

El pueblo amurallado de Kotor es una auténtica pasada y esconde muchas joyas en su interior.

¡No te pierdas la subida por las murallas de Kotor y disfruta de unas vistas alucinantes!

 

¿Qué tal tu Experiencia Viajera por la Bahía de Kotor? ¿Has ido por tu cuenta o en un tour organizado? ¿Has visitado alguna otra joya de Montenegro?

 

Si vas a viajar a Montenegro por libre, te dejamos algunos enlaces para que la organización de tu ruta te sea más fácil.

Recuerda, utilizando estos enlaces irás directamente a las webs donde podrás contratar los servicios o productos sin ningún sobrecoste para ti y a nosotros nos ayudas a mantener el blog de Experiencias Viajeras. ¡Muchas gracias!

Compara los vuelos de todas las compañías con Skyscanner.

Los mejores hoteles y apartamentos en Booking.

Excursiones increíbles con Civitatis.

Tu coche de alquiler siempre listo con Rentalcars.

Todo lo que necesitas para tu maleta está en Amazon.

 

Montenegro

 

 

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol