Saltar al contenido
Experiencias Viajeras

Bélgica, Guía de Viaje

Bélgica es un país del centro de Europa que merece la pena conocer a fondo y que seguro que te va a sorprender.

Es un país curioso ya que está dividido en 3 zonas muy diferenciadas entre sí: Flandes, Valonia y la capital, Bruselas.

Además, el país cuenta con 3 idiomas oficiales: el neerlandés, el francés y el alemán. ¡Ahí es nada!

Las zonas turísticas más visitadas del país son la ciudad de Bruselas y los preciosos pueblos flamencos, como la ciudad medieval de Brujas, la alegre Gante o la enigmática Amberes.

Pero además de visitar las joyas de la corona belga, mi consejo es que le dediques unos cuantos días más a Bélgica y descubras otros preciosos pueblos de Flandes y por supuesto te adentres en los pueblos valones de paisajes más rurales.

¡Disfruta de tu viaje a Bélgica!

Guía de Bélgica

En nuestra Guía de Viaje de Bélgica tienes toda la información necesaria para preparar un estupendo viaje a Bélgica de fin de semana, de puente o convertirlo en unas inolvidables vacaciones.

Qué ver y hacer en Bélgica

Bélgica es un país con ciudades tranquilas y pintorescos pueblos rodeados de naturaleza.

La mayoría de los pueblos belgas se caracterizan por tener una Gran Plaza central y bonitos edificios alrededor como el Ayuntamiento, las casas gremiales o las famosas Lonjas de Paños.

Qué ver y hacer en Bruselas (Bélgica)
La Grand Place de Bruselas, rodeada de majestuosos edificios dorados

Destacan también sus múltiples Campanarios (Beffroi o Belfort) repartidos por todo el país que son Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

También cuenta con impresionantes Catedrales e Iglesias que esconden grandes joyas artísticas en su interior.

Y por supuesto importantes museos donde disfrutar de obras de los grandes artistas flamencos como van Eyck, Bruegel, Rubens o van Dyck.

La historia también está muy presente en Bélgica, ya que el país ha sido lugar de grandes batallas: como Waterloo, donde tuvo lugar la rendición de Napoleón, o el Saliente de Ypres, donde se libraron decisivos combates en la I Guerra Mundial.

Y de la historia actual, ya que en su capital, Bruselas, está la sede del Parlamento Europeo donde se toman las decisiones económicas y políticas más importantes de Europa.

Bélgica también es un país para los amantes de la naturaleza y para los que les gusta desplazarse en bicicleta.

En la costa belga podrás disfrutar de largas playas de arena fina, paisajes dunares y las Reservas Naturales donde pasear por sus senderos.

En la zona valona de las Ardenas te esperan paisajes rurales, recorridos en bici, actividades acuáticas y deportes de aventura.

Y sin olvidarnos, de los fans de la cerveza artesanal belga y de los amantes del famoso chocolate belga.

Y claro, de los más pequeños que podrán disfrutar de Parques de Atracciones, cuevas y grutas e impresionantes zoos como el de Pairi Daiza.

La gran ventaja de Bélgica es que es un país pequeño y que se recorre muy fácilmente.

¿Te vienes?

Los pueblos más bonitos de Bélgica

Para poder organizar tu viaje es importante saber cuáles son los lugares más importantes que ver en Bélgica para incluirnos en tu itinerario.

Tras nuestras Experiencia Viajera en Bélgica estos son las ciudades y pueblos belgas que te recomendamos conocer (orden alfabético):

Ruta por Bélgica en coche durante 2 semanas

Qué ver en Amberes

La ciudad portuaria de Amberes (Antwerp) es la ciudad por excelencia de Rubens. Aquí podrás visitar su casa y disfrutar de algunas de sus obras expuestas en la Catedral de Nuestra Señora de Amberes o en la Iglesia de San Pablo. También es la ciudad de los Diamantes como la atestigua su barrio o el museo DIVA ubicado en la espectacular Grote Markt de Amberes. Aquí destacan la gran Fuente de Bravo con el Stadhuis o Ayuntamiento y las impresionantes casas gremiales decoradas con esculturas doradas flanqueándola. Junto al río vas a alucinar con el precioso Castillo Steen. Amberes también cuenta con museos muy interesantes como el Museo Platin-Moretus, el ModeMuseum (MoMu) o el KMSKA. Para los amantes de la compras la larga gran avenida Meir que te llevará hasta la preciosa estación de trenes.

Ruta por Bélgica en coche durante 2 semanas

Qué ver en Brujas

La ciudad medieval de Brujas (Brugge) es la gran joya de Bélgica, una ciudad de cuento de hadas apodada la Venecia del Norte por sus preciosos canales. La Plaza Mayor de Brujas conocida como Grote Markt, es una de las plazas más bonitas de Bélgica. Aquí se encuentra la imponente Torre del Campanario o Belfort de 83 metros de altura. Otra de las preciosas plazas de Brujas es la vecina Burg, donde está el majestuoso Ayuntamiento de Brujas o Stadhuis, la antigua casa del registrador y la preciosa Basílica de la Santa Sangre, con un interior alucinante. Piérdete por sus callejuelas y disfruta de rincones tan mágicos como el Muelle del Rosario. Otros lugares que no debes perderte en tu paseo por Brujas son: el apacible Beginhof o Beatorio, el romántico Minnewater o lago del amor, la Iglesia de Nuestra Señora, la Catedral de San Salvador o el Hospital de San Juan. Además Brujas cuenta con 3 excelentes museos: el Museo Gruuthuse, ubicado en una mansión del siglo XV con tapices, muebles y objetos de incalculable valor, el Museo Arentshuis, ubicado en una imponente mansión con obras temporales, y el Museo Groeninge, un estupendo museo de bellas artes con obras de artistas flamencos. Pero sin ninguna duda el gran atractivo de Brujas son sus canales que puedes recorrerlos en barcos. ¡No te lo pierdas!

Qué ver y hacer en Bruselas (Bélgica)

Qué ver en Bruselas

Para conocer la capital de Bélgica son necesarios 2 o 3 días. Bruselas está dividida en dos zonas: la baja y la alta. La zona baja corresponde al casco histórico donde destaca la Gran Plaza de Bruselas, sin duda la más bonita de toda Bélgica y de las más bonitas del mundo. El Ayuntamiento es realmente impresionante con sus figuras en la fachada y no se quedan atrás las preciosas casas gremiales con color dorado. Callejeando por sus animadas calles te encontrarás con el famoso Manneken Pis y su amiga Jeanneke Pis, las antiguas murallas, las Galerías Reales Saint-Hubert o la impresionante Catedral de San Miguel y Santa Gúdula. En la zona alta de Bruselas, conocida como el Barrio Real, se encuentra el Palacio Real de los Reyes, una serie de museos en los que destacan los Museo Reales de Bellas Artes y el colosal Palacio de Justicia. En el Parc du Cinquantenarie sobresale el gran Arco del Triunfo del Palacio de Leopoldo. Y a medio camino está el Barrio Europeo donde entre sus importantes edificios destaca el Parlamento Europeo que se puede visitar gratis. Y para terminar, en las afueras de Bruselas no debes perderte Mini-Europe, un precioso lugar donde viajar por toda Europa entre las maquetas de los lugares más emblemáticos de cada lugar. Y el símbolo de Bruselas, el Atomium. El gran átomo de 8 esferas que es realmente bonito cuando lo ves de cerca.

Qué ver y hacer en la costa de Bélgica

Qué ver en la Costa Belga

Si te estás preguntando si Bélgica tiene costa, la respuesta es que sí. El país cuenta con 60 kilómetros de costa muy bien aprovechados como segunda residencia de los belgas. Entre los pueblos más famosas del litoral belga destacan De Panne, Oostduinkerke, Nieuwpoort, Oostende, De Haan, Blankenberge y Konokke Heist. En todos ellos podrás disfrutar de largas playas de arena fina bañadas por el Mar del Norte, formaciones dunares y un gran ambiente vacacional. Además, es un lugar ideal para practicar el senderismo y los paseos en bici por la Reserva Natural Provincial de Het Zwin, la Reserva Natural IJzermonding  o la Reserva Natural Flamenca de Westhoek. Si el sol acompaña, es un destino ideal de ocio.

Ruta por Bélgica en coche durante 2 semanas

Qué ver en Dinant

La ciudad de Dinant es un precioso lugar de Valonia custodiado por la Ciudadela elevada en la montaña, con las casas de colores mirando al río Mosa y la enorme Colegiata de Notre-Dame como protagonista. Dinant es mundialmente famosa por ser la ciudad del saxofón, ya que el inventor de este instrumento, Adolphe Sax, nació aquí. Paseando por Dinant verás coloridos saxofones por doquier decorando cada rincón: plazas, farolas, calles… Los más bonitos son los saxofones que adornan el puente Charles de Gaulle. Además el señor Sax tiene un pequeño museo gratuito en la que fuera su casa natal. Dinant cuenta con un animado paseo junto al río lleno de terrazas y en las que podrás subir a un barco y dar un pequeño paseo de 45 minutos hasta la exclusa, pasando por la curiosa formación rocosa de Rocher Bayard. Pero sin ninguna duda la gran joya de Dinant es su Ciudadela que se conserva en un estado increíble. Está ambientada y es una visita imprescindible. Para llegar a ella tendrás que subir andando por sus 408 escalones o en el teleférico.

Qué ver y hacer en Durbuy (Bélgica)

Qué ver en Durbuy

La ciudad de Durbuy presume de ser la ciudad más pequeña del mundo. Es un precioso pueblito con calles empedradas, castillos nobles como el Castillo de los Condes de Ursel, casas de piedra y con muchos restaurantes. Su actividad estrella es el Parque de los Topiarios donde los arbustos se transforman en esculturas: Manneken Pis, elefantes, gigantes… Además, en esta zona de Valonia se practican deportes de aventura y deportes acuáticos como el kayak.

Ruta por Bélgica en coche durante 2 semanas

Qué ver en Gante

Injustamente comparada con su vecina Brujas, Gante (Ghent) cada vez atrae a más turistas y es que tiene encantos de sobra para pasar un precioso día recorriendo sus calles. ¡Tiene incluso hasta un Castillo! A diferencia de otras ciudades de Bélgica, Gante no cuenta con una Plaza Mayor y sus edificios más importantes están repartidos en distintas plazas y calles. Como el impresionante Belfort de Gante declarado Patrimonio de la Humanidad que mide 91 metros hasta el dragón que remata su aguja. Junto al campanario se encuentra el Teatro Real Neerlandés y enfrente, otra de los edificios más impresionantes de Gante, la Catedral de San Bavón. Es una impresionante catedral gótica del año 1200 y dentro esconde una obra maestra de Van Eyck, La Adoración del cordero místico. No te pierdas el bello Stadhuis de Gante, que es la curiosa suma de dos estilos arquitectónicos o la animada plaza de Korenmarkt, llena de restaurantes y con el precioso edificio de correos como protagonista. Desde el Puente de San Miguel, junto a la Iglesia del mismo nombre, se obtiene la típica fotografía de Gante con las 3 torres: la de la catedral, el campanario y la Iglesia de San Nicolás. El lugar con más encanto de Gante son los muelles de Graslei y Korenlei con bonitas casas gremiales y la aduana. Desde aquí parten los barcos que recorren los canales y la verdad que merecen mucho la pena.

Ruta por Bélgica en coche durante 2 semanas

Qué ver en Lovaina

Lovaina (Leuven) es una animada ciudad universitaria con edificios históricos de ladrillo rojo convertidos en las sedes de las diferentes facultades al más puro estilo de Hogwarts. El monumento más alucinante de Lovaina se encuentra en la Grote Markt junto al Tafelrond, antigua casa gremial que actualmente es un hotel de lujo y la Iglesia de San Pedro (St Pieterskerk). Hablamos del impresionante Ayuntamiento de Lovaina cuya singular fachada decorada con más de 300 esculturas te dejará sin palabras. Otra de las joyas de Lovaina es el Gran Beatorio o la ciudad dentro de la ciudad. Un remanso de paz junto al río Dilje declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Donde antes vivían cientos de beguinas, ahora los estudiantes tienen su residencia. Oude Markt es una bonita plaza adoquinada que presume de ser la barra de bares más larga de Europa. Y es que vas a alucinar con la cantidad de bares y terrazas que hay aquí y en las calles adyacentes. Y para los amantes de la cerveza en Lovaina está la fábrica de cerveza Stella Artois.

Ruta por Bélgica en coche durante 2 semanas

Qué ver en Malinas

Malinas (Mechelen) es una tranquila ciudad junto al río Dilje y es la sede del arzobispado de Bélgica. La Grote Markt de Malinas está rodeada de preciosas casas gremiales, del ayuntamiento de cuento de hadas y del elaborado Palacio del Consejero. Al fondo sobresale la torre de la Catedral de San Romualdo (St Romboutskathedraal) a la que se puede subir y que con sus 49 campanas posee el mejor carrillón de toda Bélgica. Callejeando te toparás con el Palacio de Margarita de York y el Palacio de Margarita de Austria, donde se crió Carlos V, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Malinas cuenta con dos beguinajes, el Gran Beatorio y el Pequeño. Y junto al puente de Dijlepad hay bonitas casas que miran al canal, en las que destacan las fachadas de Haverwerf.

Qué ver y hacer en Mons (Bélgica)

Qué ver en Mons

Mons fue Capital Europea de la Cultura en el 2015 y desde entonces el arte convive con sus edificios medievales y sus empinadas calles empedradas. El gran Campanario de Mons se encuentra en lo alto de la ciudad, en el apacible Parque de los Condes. En la Grand Place destaca el precioso Ayuntamiento, con sus Jardines del Mayeur y la mona Singe du Grand. El Doudou es la celebración más importante de Mons, que ha sido incluida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La multitud acompaña en su carroza de oro a Santa Waldru (puedes verla en la impresionante Colegiata de Santa Waudru), pero el momento culmen de la fiesta es el Combate de Lumeçon; una recreación medieval de San Jorge luchando con el dragón.

Ruta por Bélgica en coche durante 2 semanas

Qué ver en Tournai

Tournai con sus más de 2000 años de historia es una de las ciudades de Bélgica más antiguas y con más patrimonio histórico. La impresionante Grand Place de Tournai está rodeada de bonitas casas de estilo belga y edificios tan bellos como la Iglesia de San Quintín, la torre medieval de Fort Rouge o la majestuosa Lonja de los Paños o Halle aux Draps. Justo al lado están sus dos monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Beffroi y la Catedral de Notre-Dame. Además, Tournai cuenta con 8 museos, en los que destacan el Museo de Bellas Artes diseñado por Víctor Horta o el Museo folklórico, donde descubrir las costumbres y tradiciones locales.

Qué ver y hacer en Ypres (Bélgica)

Qué ver en Ypres

La ciudad de Ypres (Ieper) merece una visita por la belleza de su Grote Markt y las preciosas calles que le rodean. Entre ellos sobresale el majestuoso edificio del Salón de Paños o Lakenhalle, el más bello de toda la región de Flandes. Acoge el Ayuntamiento, la Oficina de Turismo y el Museo de los Campos de Flandes. Y es que Ypres y sus alrededores, denominados el Saliente de Ypres, fueron lugares importantes de la zona en la que tuvieron lugar las sangrientas batallas de la I Guerra Mundial. Merece la pena la ruta por las trincheras, museos, cementerios y monumentos conmemorativos. Uno de los monumentos más impresionantes es la Puerta de Menin de Ypres, con los nombres de los más de 50.000 soldados británicos caídos aquí grabados en él. Cada día a las 20 horas se realiza un sentido homenaje con trompeta, gaita y ofrenda floral denominado la Última Llamada o Last Post.

Ruta por Bélgica en coche durante 2 semanas

Zoo de Pairi Daiza

El Zoológico y Jardín botánico de Pairi Daiza ha sido nombrado como el mejor zoo de Europa. Y no es para menos, porque podrás disfrutar de más de 7.000 animales de los 5 continentes en semi libertad. Junto a cada hábitat de cada especia hay una completa flora relacionada con su país de origen. Pero lo que hace realmente único al Zoo de Pairi Daiza es el decorado de sus hábitats. Son recreaciones exactas de lugares tan alucinantes como los Templos de Angkor, los Jardines chinos, la Sábana africana… Además, por el camino te encontrarás detalles únicos como animales tallados, tiendas con peluches alucinantes y muchísimos restaurantes y bares. En definitiva, Pairi Daiza es un lugar de ocio que conjuga un zoológicojardines botánicos y templo arquitectónicos.

Ruta por Bélgica en coche durante 2 semanas

Zoo y Grutas de Han

En la zona de las Ardenas hay distintas grutas y cuevas visitables donde disfrutar de las diferentes formaciones. Una de las más famosas son las Grutas de Han en la localidad de Han-sur-Lesse. Tras un paseo de más de 1 hora por las cuevas, como colofón final hay una animación de luces y sonido de 360º proyectada en sus paredes. Justo al lado se encuentra el Zoo de Han. No es un zoo con muchos animales, pero se puede recorrer por senderos de 3 a 9 kilómetros o con un comodísimo tren safari. Sin duda una plan imprescindible si viajas con niños a Bélgica.

¡Conoce los pueblos de Bélgica con los mejores Tours!

Aquí te dejo los enlaces a mis tours y visitas guiadas favoritas en Bélgica, ya que es la mejor forma de conocer todos los lugares secretos de cada lugar:

  1. Free tour por Bruselas.
  2. Free tour por Brujas.
  3. Free tour por Gante.
  4. Free tour por Amberes.
  5. Free tour por Lovaina.
  6. Free tour por el Barrio Europeo.

Nuestra Experiencia Viajera o Ruta por Bélgica en coche

Nuestro recorrido en Bélgica en coche ha sido de 14 días, ya que tanto a la ida como a la vuelta aprovechamos para hacer turismo en Francia para que el viaje no se hiciera tan largo.

Así que el total de nuestra ruta por Bélgica ha sido de 12 días, empezando en el pueblo de Tournai y terminando en la pequeña ciudad de Durbuy.

La verdad es que ha sido un viaje muy completo por tierras belgas y 12 días dan para mucho aunque se nos han quedado fuera dos lugares importantes como son Waterloo y Lieja.

He elaborado un post muy completo donde te cuento el itinerario de nuestro viaje por Bélgica día a día, desvelando los lugares que ver y consejos tras nuestra Experiencia Viajera.

Ruta por Bélgica en coche en 7 o 15 días
Ruta por Bélgica en coche

¿Cuánto tiempo se necesita para visitar Bélgica? Ruta

La típica escapada a Bélgica es de 4 días para conocer Bruselas, Brujas y Gante. En ocasiones también se incluye Amberes.

Gracias a los vuelos low cost desde distintas ciudades de España también se han vuelto muy habituales las escapadas a Bruselas para pasar el fin de semana.

Pero Bélgica se merece más y es un buen destino para unas vacaciones desde los 7 días hasta los 12 o 14 días si se quieres conocer todo el país.

Puedes hacer una ruta en coche o hacer base en Bruselas y hacer excursiones desde aquí en tren.

Este sería un completo itinerario para conocer todos los lugares imprescindibles de Bélgica, aunque claro está en función de tus gustos y de tu tiempo puedes acortarlo:

  • Día 1. Bruselas
  • Día 2. Bruselas
  • Día 3. Brujas
  • Día 4. Gante
  • Día 5. Amberes
  • Día 6. Malinas y Lovaina
  • Día 7. Ypres y la ruta de las batallas de la I Guerra Mundial.
  • Día 8. Tournai y Mons
  • Día 9. Pairi Daiza
  • Día 10. Dinant y Namur
  • Día 11. Durbuy y la Roche en Ardenne
  • Día 12. Waterloo
  • Día 13. Lieja
  • Día 14. Costa belga

¿Cómo moverse por Bélgica?

Una vez has llegado a Bélgica y quieres hacer una ruta para conocer los pueblos y ciudades más bonitas, 3 son los medios que te recomiendo para moverte por el país belga:

1. Moverse por Bélgica en Coche

Si has llegado a Bélgica en tu propio coche, lo tienes fácil. Bélgica cuenta con una excelente red de carreteras y autovías y todas ellas gratuitas.

Las distancias para ir de un pueblo a otro no son grandes, por lo que una ruta por Bélgica como la que te he contado se hace muy amena.

Si llegas en avión y te apetece hacer una ruta en coche, te dejo el comparador de alquiler de coches que usamos en nuestros viajes cuando lo hacemos así.

2. Moverse por Bélgica en Tren

Muchos turistas llegan a Bélgica en avión y luego visitan algunos de los pueblos y ciudades belgas más importantes en tren.

Bélgica cuenta con una increíble red ferroviaria y se llega de un sitio a otro en poco tiempo y a buen precio, ya que hay bonos.

Lo más cómodo es hacer base en Bruselas y hacer excursiones de un día a los pueblos cercanos.

Otra opción es dormir en cada uno de los lugares que visites. La única pega es que tendrás que cargar con la maleta de un lado a otro y buscar consignas o ver si en tu alojamiento puedes dejar tu equipaje antes de hacer el check-in.

Aquí te dejo la distancia en tren desde Bruselas a otras ciudades turísticas de Bélgica:

  • Distancia en tren de Bruselas a Brujas: 1 hora y 7 minutos.
  • Distancia en tren de Bruselas a Gante: 41 minutos.
  • Distancia en tren de Bruselas a Amberes: 42 minutos.
  • Distancia en tren de Bruselas a Lovaina: 20 minutos.
  • Distancia en tren de Bruselas a Tournai: 1 hora y 13 minutos.
  • Distancia en tres de Bruselas a Mons: 56 minutos.
  • Distancia en tren de Bruselas a Dinant: 1 hora y 30 minutos.

3. Excursiones organizadas desde Bruselas

La tercera opción para descubrir los pueblos más bonitos de Bélgica es hacer base en Bruselas y contratar excursiones desde aquí.

Obviamente es algo más caro que ir por tu cuenta, pero tiene la ventaja de que no te preocupas de nada. Además, cuando llegues a cada lugar una guía local te desvelará todo los lugares secretos y aprovecharás el tiempo a tope.

¡Y qué son las vacaciones sino momentos para disfrutar y no pensar en nada!

¿Dónde está Bélgica? Ubicación

Bélgica es un país de Europa central que tiene frontera con Francia, Países Bajos, Luxemburgo y Alemania. Al norte limita con el Mar del Norte.

En el mapa del final del post puedes ver la localización exacta de Bélgica.

Cómo llegar a Bélgica desde España

Para llegar a Bélgica desde España dos son las formas más comunes:

  1. En Coche
  2. En Avión.

La segunda opción, la de llegar en avión, es la más habitual por lo económicos que son los vuelos desde la mayoría de ciudades de España hasta Bruselas como Madrid, Barcelona, Bilbao o Sevilla.

Te animo a que consultes distintas ofertas en el buscador de vuelos que utilizamos nosotros para viajar.

¿Dónde dormir en Bélgica? Alojamientos

Una parte muy importante de la organización de un viaje a Bélgica se la llevan los alojamientos.

En nuestro caso, como nos gusta dormir cada noche en una ciudad diferente es un trabajo muy laborioso la verdad.

Bélgica cuenta con una gran oferta hotelera, albergues y apartamentos privados, para todos los bolsillos.

Si vas a estar unos cuantos días en una ciudad una buena idea puede ser un apartamento o un apartahotel si quieres ahorrarte algo de dinero en las comidas.

Pero las vacaciones son para disfrutar y si quieres dejar la cocina al lado, lo mejor es un hotel donde te hacen la cama y hay recepción por si tienes algún problema.

Como cuando haces una ruta no tienes claro a qué hora vas a llegar a cada pueblo, nosotros descartamos los apartamentos privados porque eso requiere quedar con el anfitrión, perder el tiempo en la entrega de llaves…

Cuando hacemos una ruta y estás muchos días fuera, como es el caso de Bélgica, nos gusta combinar hoteles con desayuno incluido y apartahoteles para poder comer sano.

Hotel barato en Lovaina (Bélgica)
Espaciosas habitaciones en los hoteles de Bélgica

Aquí te dejo los hoteles, albergues y apartahoteles en los que nos hemos alojado durante nuestro viaje por Bélgica y que te recomiendo:

Si vas a alojarte en otra ciudad o buscas un alojamiento diferente, hecha un ojo a nuestro buscador de confianza para encontrar las mejores ofertas:

Booking.com

¿Dónde comer en Bélgica?

En cualquier ciudad de Bélgica encontrarás restaurantes de todo tipo, para todos los gustos y para todos los bolsillos.

Cadenas de comida rápida internacionales y locales, restaurantes con estrella Michelín, restaurantes mediterráneos o restaurantes con platos típicos belgas, entre otros.

El horario de comida de los belgas es pronto de 12 a 13 horas y el horario de las cenas comienza desde las 18 horas.

Los restaurantes cierran pronto, incluso en verano, así que si no quieres quedarte con hambre adáptate a los horarios.

Por cierto, unos locales típicos de Bélgica son las “Fritur”. Los reconocerás porque suelen tener un muñeco o cartel en forma de cucurucho de patatas fritas fuera.

En los Fritur belgas se sirven las famosas patatas fritas belgas y también otro tipo de comidas rápidas como hamburguesas, perritos calientes y hasta la carbonnades flamandes. Los mejor es que el precio es mucho más barato que en los restaurantes.

Qué comer en Bélgica
Los Fritur belgas, más que patatas fritas a buen precio

Gastronomía Belga

Los belgas no pasarán a la historia por su rica gastronomía, pero al menos si pueden presumir de tener unos platos típicos a los que no podrás resistirte.

Estos son los platos típicos belgas que debes probar durante tu escapada:

  • Mejillones con patatas fritas (Moules frites). Los mejillones son el plato típico por excelencia de la cocina belga. Se sirven en una cazuela y pueden ir acompañados de diversas salsas: vino blanco marinera, ajo.…
  • Carbonada flamenca con patatas fritas (Stoofvlees). Es una carne estofada en cerveza belga a fuego lento. El resultado es una tierna carne sin sabor a alcohol.
  • Chicons au gratin: Endivias envueltas con jamón regadas con salsa de queso.
  • Patatas fritas. En Bélgica probarás las mejores patatas fritas del mundo. A los belgas les encanta comerlas solas, con alguna salsa o como acompañante de cualquier plato.
  • Quesos. La cocina belga cuenta con más de ochenta variedades de quesos.
  • Gaufres o waffles. Los Gofres son sin duda el postre estrella de los belgas. Una masa caliente de harina, leche y mantequilla a la que se le añada azúcar glas o chocolate caliente por encima.
  • Chocolate belga. La calidad del chocolate belga es de fama mundial. Hoy en día existen cerca de cien diferentes tipos de bombones.
  • Cervezas locales. Si hay una bebida que les apasiona a los belgas es la cerveza artesanal. Un paraíso para probar cientos de variedades de este brebaje.
Qué comer en Bélgica
Los famosos mejillones con patatas fritas de Bélgica

Los Gofres belgas

Los Gofres belgas se preparan con harina, levadura, azúcar moreno, leche, agua, mantequilla, sal y clara de huevo batida a punto de nieve.

Hay dos variedades:

  1. Gofres de Bruselas. Son un rectángulo grande con muescas.
  2. Gofres de Lieja. Es mucho más pequeño y dulce, porque se le añaden cristales de azúcar.

Los Gofres se comen calientes y lo tradicional es comerlos solos, con azúcar glass, chocolate caliente o nata.

Hoy en día la variedad es infinita y se les puede echar casi de todo: virutas, helados, trozos de fruta, frutos secos…

Encontrarás una tienda de Gofres a cada paso que des en Bélgica.

Qué comer en Bélgica
No dejes de probar los Gofres o waffles belgas

El Chocolate belga

Otro de los dulces que no podrás dejar de probar durante tu viaje a Bélgica es su tan afamado chocolate belga y sus bombones.

Los belgas fueron los creadores del chocolate y se puede aprender mucho sobre su proceso y su historia en el Museo Choco Story de Bruselas, en el Choco Story de Brujas o en el Chocolate Nation de Amberes, el museo del chocolate más grande del mundo.

Encontrarás bombonerías por todo Bélgica y cadenas locales como Leonidas.

El chocolate se vende en tabletas, en bombones o en formas todo tipo.

Si quieres ver auténticas obras de arte no te pierdas la chocolatería Line en Amberes. Podrás ver a los artesanos incluso elaborándolo.

Los mejores chocolates dicen que son los de Brujas y para que no te den gato liebre fíjate bien que en la puerta del establecimiento haya un sello con una pepita de cacao. Eso indica que es chocolate artesanal belga.

Qué ver y hacer en Ypres (Bélgica)
Prueba el chocolate artesano belga

La Cerveza belga

Y que sería de la gastronomía belga sin otro de sus productos estrella: su cerveza.

A los belgas les encanta la cerveza, sobre todo la artesanal, y el país cuenta con más de 1000 variedades de cerveza.

Muchas de sus cervezas tienen su origen en las abadías y se pueden visitar como en Dinant de donde es originaria la cerveza Leffe.

Aunque hay marcas más comerciales como Jupiter, Duvel o Stella Artois, cada pueblo presume de tener su propia cerveza como la Brugge Zot de Brujas, por ejemplo.

Una de las cervecerías más completas donde probar distintas cervezas es Delirium Tremens en Bruselas. Puedes degustar varios tipos en una misma ronda.

Qué comer en Bélgica
En Bélgica hay más de 1.000 cervezas locales

Habitantes de Bélgica

El país belga tiene una superficie de 30.528 kilómetros cuadrados​ y posee una población de 11.550.039 habitantes.

Capital de Bélgica

La capital del Reino de Bélgica es Bruselas, el lugar belga más poblado, seguido por la ciudad de Amberes.

Idioma de Bélgica

Bélgica es un estado multilingüístico y cuenta con 3 idiomas oficiales: el neerlandés (en su dialecto flamenco), el francés y el alemán.

  • El idioma más hablado de Bélgica es el neerlandés que lo habla el 57 % de su población en la Región de Flandes (Comunidad Flamenca).
  • Le sigue el francés con un 42 % que se habla en la Región de Valonia y en la Región de Bruselas. Aunque la capital de Bélgica es oficialmente bilingüe (Comunidad Francófona).
  • Menos de un 1 % de los belgas vive donde hablan alemán, junto a la frontera al este del país (Comunidad Germanófona).

En este mapa puedes ver la ubicación de cada una de las Comunidades lingüísticas de Bélgica:

Guía de Bélgica
Mapa idiomas Bélgica

Aunque escolarmente se fomenta el aprendizaje del francés y del neerlandés en ambas zonas, como segunda lengua respectivamente, el idioma es un claro problema en la cohesión del país belga.

Esta diversidad lingüística conlleva a severos conflictos políticos y culturales, reflejándose en el complejo sistema de gobierno de Bélgica y en su historia política.

Regiones de Bélgica

Bélgica es un estado federal que se divide en 3 regiones:

1. Región Flamenca (Vlaams Gewest)

Flandes (Vlaanderen) es la zona más rica del país y en ella están ciudades tan conocidas como Brujas, Gante o Amberes.

La capital de la Región Flamenca es Bruselas.

La Región Flamenca tiene una superficie de 13.522 km² y una población de 6.552.000 habitantes, lo que representa un 40% de la superficie del país y un 57% de la población belga.

El idioma de Flandes es el neerlandés, en su dialecto flamenco y el gentilicio de sus habitantes es flamencos.

La Región de Flandes consta de 300 municipios y está dividida en 5 provincias:

  1. Flandes Occidental (West-Vlaanderen): capital Brugge.
  2. Flandes Oriental (Oost-Vlaanderen): capital Ghent.
  3. Brabante Flamenco (Vlaams-Brabant): capital Lovaina.
  4. Amberes (Antwerpen): capital Amberes
  5. Limburgo (Limburg): capital Hasselt.

2. Región Valona (Région wallonne)

Valonia (Wallonie) es la zona sur del país y en ella están ciudades como Charleroi, Dinant o Lieja.

La capital de la Región Valona es Namur.

La región tiene una superficie de 16.901 km² y una población de 3.662.495 habitantes, lo que representa un 59% de la superficie del país y un 32% de la población belga.

El idioma de Valonia es el francés y el gentilicio de sus habitantes es valones.

La Región de Flandes consta de 262 municipios y está dividida en 5 provincias:

  1. Henao (Hainaut): capital Mons.
  2. Brabante valón (Province du Brabant wallon): capital Wavre.
  3. Namur (Province de Namur): capital Namur.
  4. Lieja (Province de Liège): capital Lieja
  5. Luxemburgo (Province de Luxembourg): capital Arlon.

3. Región de Bruselas-Capital

La Región de Bruselas, en francés, Région de Bruxelles-Capitale, y en neerlandés, Brussels Hoofdstedelijk Gewest, es la tercera de las zonas que componen el Reino de Bélgica.

La región tiene una superficie de 161,38 km²  y una población de 1.198.726 habitantes, lo que representa un 0,5% de la superficie del país y un 10.5% de la población belga.

La capital de la Región Bruselas-Capital es Bruselas.

La Región de Bruselas es bilingüe y los idiomas oficiales son el neerlandés y el francés. Aunque predomina el uso de éste último.

La Región de Bruselas-Capital la componen de 19 municipios y está dividida en 5 provincias:

Como puedes ver en el mapa, la zona norte de Bélgica es la flamenca, la zona sur es Valonia y la capital, Bruselas, queda en el medio:

Guía de Bélgica
Mapa de Bélgica: Regiones, Provincias y Capitales

Historia de Bélgica

Te relato brevemente la historia de Bélgica para que puedas entender mejor el país cuando lo visites:

  • En el año 58 a.C. Julio César fue a conquistar la Galia del Norte y se encontró con una feroz tribu llamada Belgae, que en el siglo XIX dio nombre al origen de Bélgica.
  • Tras la caída del Imperio Romano en el siglo V, fueron los francos los que gobernaron la región. Comenzó la dinastía de los reyes merovingios que establecieron la capital en Tournai.
  • Más tarde, sobre el año 800, fue el turno de la dinastía carolingia con Carlomagno a la cabeza.
  • Tras la muerte de Carlomagno la parte sur pasó a manos de Francia y la parte norte a Lotaringia y más tarde al imperio germánico. Y desde aquí parte la confrontación cultural y lingüística de Bélgica.
  • A comienzos del siglo XII el comercio se vuelve el motor de Europa y gracias a los ríos y canales, ciudades flamencas como Ypres, Gante, Brujas o Amberes arrasan con el monopolio de la lana.
  • En Flandes, desde el siglo XII estaban los mejores artesanos del mundo en la elaboración de tapices y encajes. Estos tapices artesanos belgas eran muy apreciados por la nobleza de toda Europa y eso le dio a Flandes una gran fama y riqueza.
  • Aunque gracias su riqueza Flandes gozaba de ciertos privilegio, los condes de Bélgica eran vasallos del rey francés que a menudo estaba en guerra con Inglaterra. Bélgica dependía de la lana inglesa y los comerciantes no estaban dispuestos a ponerse del lado de los franceses.
  • En el siglo XIV los artesanos de Brujas y Bruselas se rebelan contra los señores franceses y únicamente armados con picas consiguieron derrotarles es la Batalla de las Espuelas Doradas.
  • En el año 1377 el duque de Borgoña se casó con Margarita de Flandes, la heredera del conde de Flandes. Después de la muerte del conde en 1385, Flandes pasó a formar parte del territorio de Borgoña.
  • En 1477, María, heredera del duque de Borgoña, se casó con Maximiliano de Austria. De esta manera Bélgica quedó bajo el dominio austriaco.
  • En el año 1516, el nieto de Maximiliano, Carlos I soberano de Borgoña, heredó el trono español y en el año 1519 se convirtió en el emperador del Sacro Imperio Romano (Carlos V).
  • Cuando murió sus territorios fueron divididos y Felipe I, rey de España, se quedó con Bélgica.
  • En 1581 las provincias del norte de de Bélgica, convertidas al protestantismo, se unieron a los Países Bajos y se declararon independientes.
  • De 1714 a 1794 Bélgica pasó a depender de los Habsburgo austriacos, tras la Guerra de Sucesión.
  • Bélgica fue de nuevo ocupada entre 1794 y 1830. Primero por los ejércitos republicanos franceses y tras la derrota de Napoleón en Waterloo en 1815 fue el turno de los holandeses.
  • En 1815 Guillermo I Rey de Orange fue designado rey de Holanda, incluyendo Bélgica. Su estilo de gobierno autocrático y otras medidas impopulares hicieron crecer el descontento y el pueblo se sublevó.
  • En el año 1830, tras los levantamientos, Leopoldo I se convirtió en el nuevo Rey de una nación emergente. El 21 de julio de 1831 se constituye el Estado belga como una monarquía constitucional hereditaria y una democracia parlamentaria.
  • En el año 1914 el ejército alemán invadió Bélgica y se produjeron algunas de las batallas más sangrientas de la I Guerra Mundial. Testigo de ello es el saliente de Ypres donde se utilizó gas venenoso por primera vez.
  • Bélgica estuvo bajo ocupación alemana hasta el fin de la guerra, el 11 de noviembre de 1918.
  • En 1960, con el fin del reinado colonial belga sobre el Congo, Bélgica podía haber quedado relegado a un país insignificante, pero consiguió consolidarse como uno de los países protagonistas de la creciente Unión Europea.
  • En 1958, Bruselas se convirtió en la sede la Comunidad Económica Europea. Hoy en día es el centro político de la Unión Europea. Aquí están ubicadas muchas instituciones europeas como el Parlamento Europeo.
  • Pero los conflictos internos de Bélgica no cesan, ya que existen 2 zonas claramente diferencias, Flandes y Valonia, tanto lingüísticamente como culturalmente. La primera es más afín a los Países Bajos y la segunda a Francia.
  • La Región Flamenca de habla neerlandesa consigue darle la vuelta a su situación y progresa económicamente en contra de la Región de Valonia de habla francesa, lograron cambiar su anterior situación de inferioridad por la de predominio.
  • En 1970, la demanda principal de los flamencos era la autonomía cultural, mientras que los valones insistían en una autonomía económica para fomentar su industria. El resultado fue la creación de tres comunidades culturales (neerlandesa, francófona y germana) y la creación de un estado federal dividido en tres Regiones (Flandes, Valonia y la Región capital de Bruselas).
  • Hoy en día Bélgica sigue siendo un país atípico en el que la barrera lingüística entre Flandes y Valonia divide al país y es muy difícil formar gobierno y tomar decisiones unánimes. Se hacen grandes esfuerzos para fomentar el uso de la segunda lengua en las dos regiones, pero con poco éxito.
  • De esta forma no existen una televisión o radio nacional, ni partidos nacionales. Lo único que parece unir a los belgas es su orgullo por ser la capital de Europa y como no, la selección de futbol belga.

Bandera de Bélgica y Escudo

La bandera del Reino de Bélgica está compuesta por 3 colores: negra, amarilla y roja.

Su escudo es un León Belga, que son las armas del duque de Brabante, y las banderas de las 10 provincias belgas.

Guía de Bélgica
La Bandera de Bélgica
Guía de Bélgica
Escudo de Bélgica

Moneda de Bélgica

Bélgica es uno de los 27 estados soberanos que componen la Unión Europea y es uno de los 19 países de la eurozona, por lo que la moneda oficial de Bélgica es el Euro.

El Tiempo en Bélgica

El clima de Bélgica es marítimo templado por lo que los inviernos no son muy fríos y los veranos no son muy calurosos.

Eso sí, la lluvia es abundante durante todo el año y los cielos nublados también.

Por ejemplo, en Bruselas llueve una media de 200 días al año por lo que el paraguas es un aliado imprescindible.

En invierno, las temperaturas oscilan entre los 3º y 7º, con un ambiente húmedo. Y suele nevar durante los meses más duros.

En verano, la temperatura es cálida y suele rondar entre los 17º y los 21º.

La mejor época para visitar Bélgica

Cualquier época del año es buena para hacer una escapada a Bélgica.

Quitando las 3 ciudades más turísticas, Brujas, Gante y Bruselas, en el resto del país el turismo es moderado, por lo que no sentirás aglomeraciones ni siquiera en época estival.

El verano es una buena época porque el tiempo acompaña y con sol todo se ve con más alegría.

Aunque el invierno es frío, una época muy bonita para visitar Bélgica son las Navidades ya que todas las Plazas de los pueblos y ciudades se decoran con árboles gigantes, pistas de hielo, mercadillos…

Consejos para visitar Bélgica

Aquí te dejo algunas sugerencias para tu viaje a Bélgica:

  • Los horarios en Bélgica son escasos incluso en verano. Los museos e iglesias abren sobre las 9 y cierran a las 6 o antes, por lo que es un factor muy importante a tener en cuenta para organizar tu ruta.
  • Tómate las cosas con calma porque los belgas son muy tranquilos.
  • Recuerda que en la zona de Flandes hablan flamenco y no les gusta nada que se les hable en francés.
  • En la zona de Valonia hablan francés y en muchos sitios tendrás problemas para que te hablen en inglés.
  • El precio de la comida en los restaurantes es muy similar a la nuestra, pero si te va el agua, prepara unos 9€ por botella de litro.
  • Los precios de las atracciones turísticas en Bélgica son elevados, sobre todo los de los campanarios, castillos y museos.
  • En las principales ciudades hay tarjetas turísticas que salen rentables si vas a visitar museos o monumentos de esa ciudad.
  • Pasa siempre por las Oficinas de Turismo para hacerte con un buen mapa de cada ciudad e información de la zona.
  • Si vas a usar mucho en tren en Bruselas o va a ser tu medio de transporte para desplazarte entre ciudades, te saldrá más económico hacerte con un bono de tren.
  • Si dispones de pocos días en Bélgica, 4 o 5, lo mejor es hacer base en Bruselas y visitar las 3 joyas de Flandes (Brujas, Gante y Amberes) en tren.
  • Si dispones más de 5 días para conocer Bélgica lo mejor es que lo hagas en coche propio o de alquiler.
  • Mi recomendación es que hagas noche en cada una de las ciudades visitadas: Lovaina, Brujas, Gante… Por la noche los lugares se transforman y se disfruta de otra manera.
  • La oferta de alojamientos en Bélgica es amplia y las habitaciones de los hoteles son muy espaciosas. Para conseguir un buen precio reserva tus alojamientos con tiempo.
  • El tiempo en Bélgica es cambiante así que lleva siempre algo de abrigo y paraguas.

Bélgica con niños, los mejores planes

Bélgica es un país estupendo para conocer con niños, ya que es muy seguro y sus pueblos son muy tranquilos.

Estos son algunos de los planes que hacer en familia en Bélgica:

  1. Zoo Pairi Daiza. Ubicado en Brugelette, muy cerca de Mons, está galardonado como el mejor zoo de Europa. Más de 7.000 animales, jardines botánicos y templos increíbles te están esperando.
  2. Visitar Castillos. En Bélgica hay numerosos castillos que se pueden visitar: medievales, fortalezas, palacios… Un plan perfecto para hacer en Gante es visitar su precioso castillo de Gravesteen.
  3. Historium. En el museo Historium de Brujas nos adentra en la ciudad medieval mediante juegos interactivos.
  4. Subir a un campanario. Por todo Bélgica encontraréis distintos Campanarios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Subir a las alturas y disfrutar de unas vistas estupendas es algo que a los peques les va a encantar. Si quieres escaleras prueba con los de Belffroi de Mons, Tournai o Brujas. Y si eres más de ascensor el Campanario de Gante te está esperando.
  5. Parlamento Europeo. Hacer una visita a las entrañas del Parlamento Europeo es un viaje muy educativo para hacer en familia y conocer el lugar donde se toman las decisiones más importantes.
  6. Parque atracciones Bellewarde. En Ypres está el Parque de Atracciones más antiguo de toda Bélgica. Un divertido día en familia disfrutando de las mejores atracciones, toboganes de agua y animales. ¡Planazo!
  7. De Brujas a Damme en Bicicleta. Cuando estés en Bélgica seguro que os entran ganas de pedalear, ya que es el medio de transporte de los locales. Hay carriles bicis por todas las ciudades, pero una ruta muy segura es alquilar una bici e ir desde Brujas hasta Damme.
  8. Parque atracciones Wallibi. En Wavre, a media hora de Bruselas, hay otro estupendo parque de atracciones para pasar un día con los peques y soltar un poco de adrenalina.
  9. Museo folklórico de Tournai. Este museo se encuentra en Tournai y en sus 23 salas podrás aprender sobre las tradiciones y vida de la Edad Media de esta ciudad valona. Todo está ambientando con muñecos y objetos de la época.
  10. Plopsaland y Plopsaqua. En el municipio costero de Le Panne se encuentra otro parque de atracciones familiar, Plosaland. Y justo al lado el parque acuático de Plopsaqua. ¡Un día inolvidable!
  11. Costa belga. En los pueblos costeros belgas hay todo el ocio necesario para pasar unas buenas vacaciones en familia: playa, mar, hinchables, mini golf, bicicletas familiares…
  12. Mini Europe. Mini Europe es sin duda una lugar que no debes perderte en Bruselas. Un paseo por las maquetas de los monumentos más importantes de Europa en familia, donde niños y mayores disfrutareis de lo lindo.
  13. Paseos en barco por los canales. Pasear en barco por los canales de Brujas y Gante es un divertido plan para hacer en familia en Bélgica.
  14. Teleférico de Dinant. La Ciudadela de Dinant está muy bien conservada y a los peques les encantará recorrer sus calabozos, disparar sus cañones o recorrer sus estancias. Para llegar a lo alto os espera un emocionante teleférico en famiia sobre el Rio Mossa.
  15. Museo del Chocolate. Bélgica es el paraíso de los amantes del buen chocolate. A los peques se les hará la boca agua viendo las figuritas de chocolate de los escaparates. Y para aprender más sobre el cultivo del cacao puedes visitar los museos Choco story de Brujas o Bruselas o el Chocolate Nation de Amberes.
  16. Deportes de aventura. ¿Qué tal un poco de aventura en familia? En la zona de las Ardenas podrás disfrutar de paseos en kayak, descensos en rafting o circuitos con cuerdas por los árboles.
  17. Grutas de Han y zoo. En Han sur Lesse (Valonia) hay unas preciosas cuevas para recorrer en familia, que finalizan con una proyección de luces. Además, justo al lado hay un pequeño zoo para recorrer caminando entre senderos o en un tren safari.
  18. Autoworld. Si os gustan los coches no os perdáis el Museo Autoworld de Bruselas que contiene una de las más completas colecciones de automóviles.
  19. Gofres y más waffles. El postre por excelencia belga son los gofres. Un auténtico manjar para losmás golosos de la casa.
  20. Parque de Topiarios. En la localidad de Durbuy hay un parque donde los arbustos cobran vida y se convierten en elefantes, hombres gigantes, Manneken pis…
  21. Bokrijk. En este pueblo de Limburgo hay dos planes estupendos para hacer con los niños. Uno es pasear en bici sobre el agua en un puente de dos kilómetros junto a animales de granja. Y el segundo es recorrer el gran museo al aire libre de folklore belga.
  22. Ruta del comic. En Bruselas hay un divertido recorrido para hacer en familia descubriendo los dibujos de distintos comics que están en las fachadas de la ciudad: los Pitufos, Tintín, Lucky Luck…
Qué ver y hacer en la costa de Bélgica
Pedalear en bicis grupales por el paseo de la playa es uno de los planes imprescindibles que hacer con niños en Bélgica

Mapa de Bélgica

En este mapa de Bélgica puedes ver las provincias y las principales ciudades y pueblos del país, así como sus fronteras:

Guía de Bélgica
Mapa de Bélgica

↻ Prepara tu viaje a Bélgica cómodamente

Aquí tienes algunos recursos para que la organización de tu viaje sea más fácil. Utilizando estos enlaces irás directamente a las webs donde podrás contratar los servicios o productos sin ningún sobrecoste para ti y a nosotros nos ayudas a mantener el blog de Experiencias Viajeras. ¡Muchas gracias!

Comparador de vuelos baratos

Consigue los vuelos más baratos y vuela feliz

Buscar alojamiento barato

Las mejores ofertas de alojamiento: hoteles, apartamentos…

Las mejores actividades, visitas guiadas y tours

Las actividades más divertidas y tours para disfrutar

comparador de alquiler de coches baratos

Compara los alquileres de coche y viaja libre

Que no te falte nada al preparar tu maleta en tus vacaciones

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol
Ajustes