Saltar al contenido
Experiencias Viajeras

Termas de Caracalla, el ritual del baño romano

Termas De Caracalla, las más suntuosas de Roma

 

Las Termas de Caracalla fueron el complejo de baños más elegante de la antigua Roma.

Sólo fueron superadas en tamaño por las Termas de Diocleciano, pero ni siquiera éstas pudieron hacer sombra a su suntuosidad.

A pesar de los saqueos que ha sufrido, son las termas mejor conservadas, ya que la planta del edificio se conserva íntegra.

 

Historia de las termas en la antigua Roma

Ir a las termas era uno de los eventos sociales diarios en la antigua Roma.

Las termas romanas eran recintos públicos, destinados a los baños de los ciudadanos. Pero también había otras estancias para diversas actividades lúdicas: gimnasios, galerías de arte, bibliotecas, salas de conferencias, jardines…

El nombre de termas se empieza a utilizar por primera vez en el año 25, cuando Agripina construyó unos baños. Estaban cerca del Panteón.

En el año 60, Nerón, construyó las Termas de Nerón en el Campo de Marte.

A posteriori, en el año 104, las Termas de Trajano fueron las primeras termas de carácter monumental.

Con estas termas se creó un modelo en el que había un lugar ajardinado con grandes muros y con zonas de ocio.

En el año 216 se crean las Termas de Caracalla, las termas más ostentosas de todo el imperio romano.

Las últimas en construirse en el año 305 fueron las Termas de Diocleciano. Fueron las más grandes, con capacidad para 3.000 personas, pero no consiguieron superar el lujo de las Termas de Caracalla.

 

Funcionamiento de las termas en la antigua Roma

Para que las termas funcionaran se desarrolló un sofisticado sistema de abastecimiento de agua, calefacción y desagüe.

Todo ello se encontraba bajo el pavimento.

Para conseguir el agua de los acueductos se necesitaba un complejo sistema de tuberías, galerías y sistema de drenaje.

Había unos hornos de leña que daban calor al suelo, a las paredes y permitían distintas temperaturas del agua.

 

Las Termas de Caracalla en la antigua Roma

Las Termas de Caracalla están ubicadas cerca del Circo Massimo y del Parque de la Via Appia Antica.

Fueron comenzadas por el Emperador Septimio Severo y culminadas por su hijo, Marco Aurelio Antonio Bassiano, alias Caracalla, en el año 217. Se inauguraron como Termas Antonianas.

Se convirtieron en las termas romanas más esplendidas, gracias a su lujosa decoración con mosaicos, mármoles y estatuas.

Desgraciadamente sufrió muchos saqueos y hoy sólo podemos admirar su planta que se conserva íntegra, sus bóvedas desplomadas, algunos mosaicos y su estructura de ladrillo rojo.

Pero el que tuvo retuvo. Y gracias a su majestuosidad de 30 metros de alto podemos imaginar lo que en su día fue, paseando entre sus muros.

Las Termas de Caracalla, podían albergar hasta 1.600 bañistas. Estaban compuestas por grandes jardines y estancias alrededor de las termas centrales.

Las Termas de Caracalla siguieron usándose hasta el año 537, cuando los bárbaros destruyeron todos los acueductos para tomar la Ciudad Eterna.

 

Muros enormes de ladrillo de las Termas de Caracalla
Muros enormes de ladrillo de las Termas de Caracalla

 

El ritual del baño romano en las termas

Gracias a la conservación de la planta de las Termas de Caracalla es posible reconstruir el día a día de las termas.

En las termas había estancias diferenciadas para hombres y mujeres y estaban abiertas durante todo el día hasta la puesta de sol.

Para facilitar el gran flujo de personas, las termas tenían una distribución simétrica, a cada lado del eje central.

Los romanos seguían el siguiente ritual en sus baños:

  1. Vestíbulos de entrada por los que se accedía
  2. Después se entraba a los Vestuarios o Apodyterium.
  3. A continuación, se dirigían a la Palestra o gimnasio para comenzar con ejercicios físicos.
  4. Se continuaba con una especie de baño turco o de vapor en el Laconicum.
  5. La siguiente parada era el Caldarium. La habitación más adornada y luminosa con piscinas calientes.
  6. Continuaban con un baño tibio en el Tepidarium.
  7. Y después al baño frío, en el Frigidarium.
  8. El recorrido termal finalizaba en el Natatio, una piscina al aire libre donde podían nadar.

 

Los ciudadanos ricos tenían derecho a ser secados con una toalla perfumada e incluso un masaje.

Tras el recorrido los romanos se reunían en los jardines, en los salones o en las tabernas para pasear, charla o comer.

Otros se ilustraban en las bibliotecas o rezaban en el mitreo a Mitra u otras divinidades paganas.

 

Plano de las Termas de Caracalla (imagen Coopculture)

 

¿Quién era Caracalla?

En este post también me gustaría hablar un poco de Caracalla, ya que no fue un Emperador que pasara desapercibido.

Marco Aurelio Antonio Bassiano, más conocido como Caracalla, perteneció a la dinastía de los severos.

 

Busto de Caracalla (imagen wikipedia)

 

En vida no se le conocía como Caracalla, pero su sobrenombre viene de una capa larga de origen galo cuyo uso introdujo en la Ciudad Eterna.

Reinó del año 212 al 217, tras morir su padre y asesinar a su hermano Geta para hacerse con el poder.

Para no meterte más chapa, te dejamos un vídeo muy interesante que hemos encontrado sobre Caracalla y las Termas de Caracalla:

 

 

¿Cuánto tiempo se necesita para visitar las Termas de Caracalla?

Para visitar las Termas de Caracalla necesitarás unos 45 minutos. Y si alquilas una audioguía 50 minutos.

 

Conciertos de ópera en las Termas de Caracalla

El sitio es tan espectacular que en algunas noches de verano se representan óperas al aire libre.

A ver si tienes suerte y te cuadra, tiene que ser una pasada.

 

Una opción muy interesante es realizar este completo tour para conocer a fondo  las Termas de Caracalla y el Circo Massimo:

 

 

Las termas públicas romanas iban mucho más allá del ritual de un simple baño para asearse.

Respondían a una función social y política. Era un lugar de relajo para los ciudadanos de Roma donde se relacionaban y conversaban.

También, se culturizaban gracias a las bibliotecas y galerías de arte que disponían.

Pero además, era un lugar para el cuidado del cuerpo, con prácticas deportivas, masajes con esencias y aceites y aguas curativas.

Las termas romanas fueron un todo en uno: balneario, salón de belleza, polideportivo, museo, aula de cultura, biblioteca, templo y tabernas.

¡Si es que los romanos eran unos cracks!!

 


Información práctica de las Termas de Caracalla en Roma

 

   Pagina web de las Termas de Caracalla

Ubicación

Viale delle Terme di Caracalla, 52

Horario

De martes a domingo abre a las 9 h y cierra a una hora diferente en función de la temporada (último acceso 1 hira antes del cierre)

De marzo a septiembre: cierra a las 19 h

Octubre: cierra a las 18.30 h

De noviembre a febrero: cierra a las 16.30 h

De febrero a marzo: cierra a las 17 h

Lunes de 9 a 14 h

Precio de la entrada

Adultos: 8€

Reducido (de 18 a 25 años de la UE): 4€

Menores de 17 años: gratis

Suplemento de 2€ reservando on line

Se puede realizar una visita con gafas de realidad virtual a partir de los 7 años.

Cuesta 7€ y dura 1 hora.

Cómo llegar

Metro: Circo Massimo, línea B (azul)

Bus turístico: Parada Circo Massimo

 

 

 

¿Vas a viajar a Roma por libre?

Organiza tu escapada de turismo con la información de nuestro blog de viajes de Roma

 

¿Increíble lo avanzadas que eran las termas romanas, no te parece? ¿Qué tal tu visita a las Termas de Caracalla durante tu Experiencia Viajera en Roma?

 

 

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol
Ajustes