Saltar al contenido
Experiencias Viajeras

Historia de Dubrovnik

Lema de Libertad de la República de Ragusa

 

Resumen de la historia de Dubrovnik

La ciudad de Dubrovnik tiene una historia apasionante.

Formada de la unión de dos pueblos, Ragusa, se convirtió en una de las ciudades más avanzadas y una de las ciudades más prósperas del Adriático.

Ha sabido adaptarse al Imperio Bizantino, a la invasión de la gran potencia de Venecia y al Imperio turco.

Pero en el año 1667 sufrió un devastador terremoto que le debilitó y más tarde, en 1808 nada pudo hacer ante la invasión de las tropas Napoleónicas.

Finalmente, quedó bajo el dominio del Imperio austrohúngaro, pasando a formar parte de Yugoslavia, años más tarde.

En 1991 logró al fin su independencia, pero le costó muy cara, ya que tuvo que enfrentarse a la cruel Guerra de los Balcanes.

Renacida de sus cenizas hoy es una de las ciudades más turísticas del mundo, gracias a sus playas, sus islas,  la impresionante belleza de sus monumentos y murallas y su estupendo ambientazo.

Veamos cada etapa de la historia de la Perla del Adriático al detalle:

 

El origen de Ragusa

Las primeras menciones a Ragusa (actual Dubrovnik), datan del siglo VII.

La ciudad es la mezcla de dos pueblos o tribus.

La primera de ellas, era una colonia de la antigua ciudad romana de Epidauro que huyó hasta aquí de los ataques eslavos.

Se refugiaron en la isla de Laus y pasaron a denominar a la población Rausium. Que más tarde derivaría en Ragusa.

El segundo pueblo llegó de los Balcanes y se instaló en la costa junto al canal de Laus. Su ciudad pasó a denominarse Dubrava.

De aquí deriva la palabra Dubrovnik, bosque de robles.

Con el tiempo las dos poblaciones se juntaron dando lugar a Ragusa.

Aunque recientemente se han encontrado hallazgos anteriorores como las tumbas de la Edad de Hierro del siglo VI a.C. y las monedas ilirias y griegas del siglo III a.C.

 

Calle Stradun, la artería principal de Dubrovnik
Calle Stradun, la artería principal de Dubrovnik

 

El Imperio Bizantino

A partir del siglo IX, Ragusa, empezó a formar parte del Imperio Bizantino, aunque tenía bastante libertad.

Fue una época muy próspera y pronto se convirtió en uno de los puertos más importantes del Adriático.

En este periodo se construyeron algunos de los monumentos más relevantes de la ciudad como la antigua Catedral.

 

La catedral de Dubrovnik, que guarda las reliquias de San Blas
La Catedral de Dubrovnik, que guarda las reliquias de San Blas

 

El dominio de Venecia

Envidiada por su prosperidad, muchos pueblos vecinos pusieron sus ojos en la Perla del Adriático.

Por ello, en el siglo XII se empezaron a construir las sólidas murallas que hoy en día podemos disfrutar, sustituyendo las endebles empalizadas de madera que existían hasta entonces.

 

Vistas de la ciudad amurallada de Dubrovnik desde el fuerte Lovrijenac
Imponentes murallas y fuertes rodeando la ciudad medieval

 

Pero antes de poder blindar la ciudad, la gran potencia del Mediterráneo, la todopoderosa Venecia, invadió la ciudad medieval en el año 1205.

Llegaron a un acuerdo.

Ragusa acató la imposición de un obispo, el italiano como lengua oficial y debía pagar un tributo al rey, pero a cambio mantenía su control económico y político.

La ciudad amurallada siguió con su expansión y en el año 1358 consiguió liberarse del yugo veneciano.

 

La creación de la República de Ragusa

Y así nació la gran República de Ragusa en el año 1358.

Tenía su propia moneda, bandera y autoridades como el Rector.

Siguió lidiando con otras potencias y por supuesto reforzando al máximo sus murallas hasta el siglo XVI.

Sus marineros eran de fama mundial y su puerto uno de los más importantes.

En esta época se creó el lema de Ragusa que está en la entrada del Fuerte Lovrijenac:

 

Non bene pro toto libertas venditur auro.

 

La libertad no se vende ni por todo el oro del mundo.

 

Fuerte de San Lorenzo o Lovrijenac, junto a las murallas de Dubrovnik
Fuerte de San Lorenzo o Lovrijenac, junto a las murallas de Dubrovnik

 

El pacto con el Imperio otomano

Como suelen decir, poco dura la alegría en casa del pobre, y en 1364 los turcos quisieron hacerse con Ragusa.

Pero gracias a la diplomacia y a la gran fortuna de la ciudad, firmaron un pacto.

El primer acuerdo entre un estado musulmán y un cristiano.

A cambio de un gran tributo anual al sultán, la República de Ragusa podía seguir siendo libre.

 

Soberbia panorámica del Puerto Viejo de Dubrovnik tras finalizar el recorrido de las murallas
Puerto Viejo, uno de los más importantes puertos del Adriático en la época de la República de Ragusa

 

El terremoto de 1667

En el año 1667 tuvo lugar la peor catástrofe natural en la historia de la ciudad.

Un terremoto arrasó los bonitos edificios románicos y góticos que caracterizaban la ciudad.

Y lo peor de todo es que falleció el 40% de su población, 5.000 personas.

En la maqueta que sostiene San Blas en su mano en la Iglesia de San Blas, se puede ver el trazado medieval de la ciudad antes del terremoto.

 

Escultura de San Blas con la maqueta de Dubronik, coronando la iglesia de San Blas en Dubrovnik
Escultura de San Blas con la maqueta de Ragusa, coronando la iglesia

 

La caída de la República de Ragusa

El terremoto fue devastador y la ciudad no consiguió de nuevo su esplendor.

De hecho cuando estaba resurgiendo, fue invadida por las tropas de Napoleón.

En el año 1808 las tropas francesas se hicieron con la ciudad dando fin a la República de Ragusa.

De ellos es la construcción de la Fortaleza Imperial en la cumbre del Monte Srd.

 

El Imperio austrohúngaro

Tras la caída de Napoleón, en 1815, en el congreso de Viena se decidió que Ragusa pasaba a formar parte del Imperio austrohúngaro.

Un año más tarde, pasó a llamarse Dubrovnik.

La población no estaba nada contenta con las formas de hacer de los Habsburgo y el sentimiento de patria fue aflorando.

En 1929, la Perla del Adriático, junto con otras regiones de Croacia, pasó a formar parte de Yugoslavia.

 

La Guerra de los Balcanes

Pero Dubrovnik seguía siendo fiel a su lema de libertad y tras la muerte del mariscal Tito, las voces que pedían la creación de un estado propio aumentaron.

En 1991, declaró su independencia.

Pero los serbios no estaban dispuestos a permitirlo y junto a los montenegrinos atacaron la ciudad por tierra, mar y aire, dando lugar a la sangrienta Guerra de los Balcanes.

El asedio duró 6 meses y a pesar de estar declarada como Patrimonio Histórico por la Unesco (1979), destruyeron sin piedad muchos edificios y parte de las murallas.

Y la desprotegida población sufrió la peor parte.

En la Puerta de Pile puede verse un mapa con los edificios que más sufrieron.

También se puede conocer este triste capítulo de la reciente historia de Dubrovnik en el Museo de la Guerra de la Independencia de Croacia, ubicada en la Fortaleza Imperial.

 

La terrible Guerra de la Independencia de Croacia
La terrible Guerra de la Independencia de Croacia

 

Dubrovnik en la actualidad

Pero sus habitantes han sabido mirar al futuro y con mucho esfuerzo han reconstruido la ciudad convirtiéndola en una de las ciudades más visitadas.

Y es que conocer Dubrovnik es obligatorio.

La ciudad es encantadora y en ella se respira un aurea especial.

Además de sus espectaculares murallas y fuertes, de sus preciosos monumentos y de sus calles medievales, es una ciudad para disfrutar a lo grande.

Gracias a su cálido clima, sus playas, sus islas, sus aguas turquesas, su rica gastronomía y su ambientazo es un destino muy especial.

La Perla del Adriático se ha convertido de una de las paradas obligatorias de los cruceros por el mediterráneo.

Y el último empujón para colocar la ciudad amurallada entre las ciudades más conocidas, se la ha dado la exitosa serie de Juego de Tronos.

Muchas escenas se han grabado en las calles y edificios de la que se ha convertido en la ciudad de Desembarco del Rey.

Lo que está claro, es que Dubrovnik debe estar en tu agenda de viajes.

 

Impresionantes vistas de Dubrovnik y la isla de Lokrum desde el teleférico
Impresionantes vistas de Dubrovnik y la isla de Lokrum desde el teleférico

 

¿Conocías la historia de la República de Ragusa? ¿Has visitado algún museo para conocer su historia durante tu Experiencia Viajera en Dubrovnik?

 

¿Vas a viajar a Dubrovnik por libre?

Tras nuestra Experiencia Viajera de ruta por Dubrovnik hemos elaborado una completísima guía de viaje de Dubrovnik.

En nuestro blog de viajes de Dubrovnik encontrarás distintos itinerarios para conocer la ciudad, te contamos cuáles son los monumentos y museos imprescindibles y cómo visitarlos, te sugerimos un montón de planes para vivir la ciudad, te descubrimos cuáles son los lugares cercanos que visitar y te damos mucha información práctica y consejos para que tu visita a Dubrovnik a tu aire sea genial.

¡Haz clic y sigue preparando tu escapada a Dubrovnik!

 

 

 

Si vas a viajar a Dubrovnik o a Croacia por libre, te dejamos algunos enlaces para que la organización de tu ruta te sea más fácil.

Recuerda, utilizando estos enlaces irás directamente a las webs donde podrás contratar los servicios o productos sin ningún sobrecoste para ti y a nosotros nos ayudas a mantener el blog de Experiencias Viajeras. ¡Muchas gracias!

Compara los vuelos de todas las compañías con Skyscanner.

Los mejores hoteles y apartamentos en Booking.

Excursiones increíbles con Civitatis.

Tu coche de alquiler siempre listo con Rentalcars.

Todo lo que necesitas para tu maleta está en Amazon.

 

 

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol
Ajustes