Saltar al contenido
Experiencias Viajeras

Visitando los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, los imprescindibles

Patio de los Museo Vaticanos

 

En cada museo siempre hay cientos de cosas para ver. Y más en los increíbles museos de Roma.

Pero está claro que no todas las piezas tienen la misma relevancia artística.

Por ello, cuando visitas un museo siempre es importante saber cuáles son las obras de arte más importantes que alberga para no perdérnoslas.

Al afrontar la visita de los Museos Vaticanos uno puede sentirse un poco abrumado, porque en realidad es como si fueran muchos museos en uno.

 

La gran colección de los Museos Vaticanos

Los Museos Vaticanos son la suma de miles de obras de arte recogidas por la Iglesia Católica Romana durante más de cinco siglos.

La base de los Museos Vaticanos se produce en el año 1503, cuando el Papa Julio II donó su colección privada de estatuas clásicas para adornar el Patio del Palacio de Belvedere.

Este patio lo propuso Bramante para unir el Palacio de Belvedere con el Palacio de los Papas.

Después otros Papas y familias adineradas italianas fueron aumentando la colección. Es en 1774 cuando el Papa Clemente XIV y unos años más tarde el Papa Pío IV, crean el Museo Pío-Clementino, para acoger la colección de escultura clásica, cuando nacen los Museos Vaticanos propiamente dichos.

En los Museos Vaticanos hay colecciones de arte antiguo (egipcio, griego, romano…), colecciones de excavaciones arqueológicas, frescos de grandes artistas como Miguel Ángel o Rafael, documentos y objetos históricos, colecciones de arte contemporáneo, edificios pontificios y jardines.

Podemos dividir los Museos Vaticanos, en museos y en capillas o apartamentos pontificios, en las que destaca la Capilla Sixtina.

 

Entrada Museos Vaticanos
Entrada a los Museos Vaticanos

 

Qué ver y cómo visitar en los Museos Vaticanos

Nuestra experiencia es que cuando estás en un museo más de dos horas o dos horas y media, te rayas y tu cerebro ya no es capaz de asimilar lo que ve. Por ello, es muy importante seleccionar a qué dedicarle tus sentidos.

¿Te sucede lo mismo?

A continuación, vamos a contarte todo lo imprescindible que hay para ver en los Museos Vaticanos y qué orden o recorrido puedes seguir para no perderte nada.

Además te señalamos con una estrella nuestros top entre los top.

Te vamos a contar nuestra Experiencia Viajera. Obviamente en función de tus gustos artísticos tendrás que adaptarlo a ti.

 

Mapa de los Museos Vaticanos

Te dejamos un mapa de los Museos Vaticanos para que puedas ubicarte y seguir más fácil nuestro itinerario.

 

Mapa de los Museos Vaticanos

 

¡Comenzamos nuestra ruta por los Museos Vaticanos!

Una vez pasados todos los controles, subimos la espectacular rampa y al llegar nos encontramos con este cartel donde te indican la dirección de los museos más destacados.

 

Rampa de acceso de los Museos Vaticanos
Rampa de acceso de los Museos Vaticanos

 

Nosotros vamos hacia la izquierda para visitar el primero de los museos, el Museo Gregoriano Egipcio.

 

  • Museo Gregoriano Egipcio

En este Museo Egipcio encontramos 9 salas (las 3 últimas salas están dedicadas a Oriente Próximo) y la salida al Patio de la Piña.

Está dedicado a los monumentos que llegaron desde Egipto a Roma, para decorar palacios, santuarios y edificios.

 

Museo Egipcio en los Museos Vaticanos
Museo Egipcio en los Museos Vaticanos

 

Destacan:

  • La estatua de Osiris-Antinoo.
  • Entre las estatuas de granito la Reina Tuia, madre de Ramsés II.
  • El Sarcófago de la Reina Heteferes.
  • El Patio de la Piña, con la enorme piña de bronce de 4 metros del siglo I y la esfera central que representa el planeta tierra (Pomodoro, 1990).

 

 

Patio de la Pìña en los Museos Vaticanos
Patio de la Pìña en los Museos Vaticanos

 

Tras las bonitas fotos en el Cortile della Pigna, seguimos con el siguiente museo:

 

  • Museo Gregoriano Etrusco

Reúne objetos hallados en las excavaciones de la antigua Etruria.

El museo está en el antiguo Palacete del Belvedere del Papa Inocencio VIII y está adornado con los frescos de Barocci y Zuccari.

Destacan:

  • Las joyas de oro (pectoral) y el trono, cama y carro de bronce encontrados en la tumba de Regolini-Galassi en Cerveteri (650 a.C.).

 

Los siguientes museos que visitamos contienen relieves, bustos y esculturas griegas y romanas:

 

  • Museo Pío-Clementino

Fue el primer Museo Vaticano y sigue siendo uno de los museos más importantes de todo el museo.

Encontramos copias romanas de esculturas griegas de altísima calidad.

Destacan:

  • La escultura de Laocoonte y sus hijos, copia romana del siglo I de un original griego del siglo II.

 

Laocoonte y sus hijos en los Museos Vaticanos
Laocoonte y sus hijos, una obra que impacta por su realismo

 

Una de nuestras obras favoritas. Es increíble su expresividad y sensación de movimiento.

 

  • Apolo de Belvedere. Copia romana del siglo II de un original griego del siglo I a.C.

 

Apolo de Belvedere en los Museos Vaticanos
Apolo de Belvedere en los Museos Vaticanos

 

  • Apoxyomenos, atleta secándose después de una carrera. Copia romana de un original griego del siglo I a.C.
  • Sarcófago de Helena de Constantinopla, del siglo IV
  • Torso de Belvedere

 

Torso de Belvedere en los Museos Vaticanos
El famoso Torso de Belvedere, una de las obras más conocidas de los Museos Vaticanos

 

  • Museo Chiaramonti

Se trata de un pasillo o galería que conecta el Palacio Belvedere con el resto de Palacios Vaticanos. Está lleno de esculturas romanas y es una de las colecciones más importantes de retratos romanos, esculturas de dioses y piezas funenarias.

¡Casi 1000 piezas!!!

 

Museo Chiaramonti en los Museos Vaticanos
Museo Chiaramonti, una de las colecciones más importantes

 

  • La Galería Lapidaria

Es una rica colección que consta con más de 3000 piezas, con una gran variedad de epígrafes.

 

  • Museo Braccio Nuovo

Es una extensión del Museo Chiaramonti, realizado cuando se recuperaron las obras usurpadas por Napoleón.

Destacan:

  • Doriforio, copia de la escultura griega del siglo V a.C. del escultor Policleto.
  • Augusto de Prima Porte, del siglo I a.C. y que estaba en la villa de su esposa Livia.
  • Pavos reales
  • Nilo

 

Museo Braccio Nuovo en los Museos Vaticanos
Museo Braccio Nuovo, con la escultura Nilo

 

Siguiendo con las esculturas romanas, atravesamos un largo pasillo que comienza en la Sala de la Biga. En ella, destaca una monumental figura de mármol de un carro tirado por dos caballos realizada en el siglo I d.C.

Continuamos por la Galería de los Candelabros, que debe su nombre a los enormes candelabros de mármol que combinados con las enormes columnas de mármol delimitan esta elegante estancia.

No te pierdas El Guerrero Persa, una copia romana del siglo I.

 

Guerrero Persa en los Museos Vaticanos

 

Seguimos por la Galería de los Tapices (Galleria degli Arazzi), en la que podemos ver tapices flamencos tejidos por los discípulos de Rafael en 1523.

 

  • Galería de los Mapas Cartográficos

Y llegamos a la Galería de los Mapas Cartográficos (Galleria delle Carte Geografiche), donde hay 40 frescos de mapas, con las regiones italianas y las posesiones de la iglesia en la época del Papa Gregorio XIII en 1580.

¡No te pierdas el techo de la galería. ¡Preciosa!

 

Galería de los Mapas Cartográficos en los Museos Vaticanos
Galería de los Mapas Cartográficos

 

Pasamos a la zona de los apartamentos y la emoción se acelera ya que enseguida entraremos en la Capilla Sixtina de Miguel Ángel.

Sí, sí, hay que llegar hasta aquí para poder verla. Es una sala que está dentro de los Museos Vaticanos.

Antes pasamos por el Apartamento de Pio V, donde hay frescos de Vasari y de Zuccari, cerámicas medievales y mosaicos en miniatura.

Nosotros aquí no entramos y al pasarlo giramos a la izquierda. Seguimos de largo, ya que nuestro siguiente objetivo es uno de los imprescindibles de los Museos Vaticanos, la Estancia de Rafael.

 

  • Estancias de Rafael

Fueron los aposentos elegidos por el Papa Julio II y decorados magistralmente.

Las famosas Estancia de Rafael la componen cuatro estancias decoradas por Rafael y sus discípulos entre 1508 y 1524.

Las atravesarás en este orden:

 

1. Sala de Constantino

Siguiendo sus bocetos la terminaron sus discípulos tras la muerte de Rafael.

Las pinturas son en honor al Emperador Constantino, primer emperador romano en reconocer la religión cristiana.

En  las pinturas se representa el final del paganismo: Visión de la Cruz, la Batalla de Constantino contra Majencio, Bautismo de Constantino y Donación de Roma.

 

Sala de Constantino en los Museos Vaticanos
Sala de Constantino en las Estancias de Rafael

 

2. Sala de Heliodoro

Es una representación política con momentos históricos desde el Antiguo Testamento hasta la época medieval.

Los episodios representados son la Misa de Bolsena, Liberación de San Pedro, Encuentro de León Magno con Atila y Expulsión de Heliodoro del Templo.

 

3. Sala del Sello o la Signatura

En esta estancia están los frescos más importantes de Rafael. Pretenden representar las categorías máximas del espíritu humano: La Verdad, el Bien y la Belleza.

La Verdad sobrenatural se plasma en la Disputa del Santísimo Sacramento y la Verdad racional en la Escuela de Atenas.

El Bien se expresa en Las Virtudes Cardinales y Teologales y de la Ley. Por su parte, la Belleza se ve en el Parnaso con Apolo y las Musas.

Entre todas las obras destaca La Escuela de Atenas, para muchos su obra maestra. Se pueden observar los filósofos más célebres de la antigüedad. En el centro, con el dedo hacia arriba, está Platón y su lado se encuentra Aristóteles. Vemos a Pitágoras, Diógenes en los peldaños, Heráclito escribiendo, Zoroastro con un globo celeste y Tolomeo con el terráqueo.

Lo más curioso del cuadro es que algunos filósofos tienen la cara de Miguel Ángel, Leonardo da Vinci o Bramante. El personaje de la derecha con el gorro es el autorretrato de Rafael.

¿Curioso, no?

 

Escuela de Atenas de Rafael en los Museo Vaticanos
Escuela de Atenas, la gran obra de Rafael

 

4. Sala del Incendio del Borgo

Pintada en tiempos del Papa León X, los frescos ilustran vivencias de Papas anteriores llamados León: Coronación de Carlomagno,  Justificación de León III, Incendio del Borgo y Batalla de Ostia.

 

  • Capilla Nicolina

Justo después está la pequeña Capilla Nicolina, que debe su nombre al Papa Nicolás V.

En ella destaca las pinturas de Fra Angelico, probablemente su mejor obra y la cumbre del  “humanismo cristiano”.

 

Capilla Nicolina en los Museos Vaticanos
Frescos de Fra Angelico en la Capilla Nicolina

 

  • Apartamento Borgia y la Colección de Arte Contemporáneo

Se trata de las habitaciones que utilizó el Papa Alejandro VI Borgia y que fueron decoradas por Pinturicchio.

En los aposentos y en otras 55 salas que van hasta la Capilla Sixtina, hay una gran Colección de Arte Religioso Moderno Contemporáneo inaugurado en 1973 por el Papa Pablo VI.

Más de 800 obras con artistas tan importantes como:

  • La Anunciación de Dalí
  • La Piedad de Van Gogh
  • La Virgen y el elefante de Matisse
  • Cristo y el pintor de Chagall, entre otros.

 

  • La Capilla Sixtina de Miguel Ángel

Y llegamos a la obra cumbre de los Museos Vaticanos, la gran Capilla Sixtina de Miguel Ángel.

Muchos turistas visitan sólo los Museos Vaticanos para ver la Capilla Sixtina. Y sí, hay que hacer el recorrido que hemos hecho. Si no te interesa ver ninguno de los museos que hemos visto, puedes acortar el camino. Según llegas al cartel donde te indica los museos, simplemente tendrás que pasar junto a la Sala de la Biga hasta el final de la galería y girar a la derecha.

La Capilla Sixtina es una sala espectacular, con frescos increíbles.

Ahora bien, prepárate para estar como sardinas en lata y ni se te ocurra sacar ninguna foto. ESTÁ PROHIBIDO y seis guardas velan por ello.

Además, tendrás que ir con los hombros tapados y sin enseñar nada por encima de las rodillas… No coments.

¿Merece la pena? Sin lugar a dudas, pero la sensación es bastante agobiante para nuestro gusto.

 

Capilla Sixtinaen los Museos Vaticanos
La Capilla Sixtina, la joya (imagen de los Museos Vaticanos)

No te pierdas nuestro pos especial para entender las pinturas de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel

 

Recorremos la galería hacia la salida sin hacer caso a las salas por las que pasamos, estamos ya un poco saturados.

Al final el corredor vamos a la Pinacoteca. ¡A por el último esfuerzo!

 

  • La Pinacoteca

La pinacoteca la componen 18 salas con unos 450 cuadros en las que destacan artistas tan importantes como:

  • San Nicolás Salvando el Barco de Fra Angelico
  • San Jerónimo de Leonardo da Vinci
  • La Transfiguración de Rafael
  • La Virgen con el Niño y Santos de Tiziano
  • Descendimiento de la Cruz de Caravaggio
  • Martirio de San Erasmo de Poussin, entre otros.

 

Si todavía te quedan fuerzas, antes de la salida de los Museos Vaticanos hay algunos museos más:

 

  • Museo Etnológico Misionero

Está compuesto por obras de arte de todas las misiones pontificias del mundo. Se creó para dar a conocer las tradiciones culturales, artísticas y espirituales de todo el mundo.

 

  • Pabellón de Carrozas

La pieza más importante es la Berlina de Gran Gala. Además, puedes ver berlinas o carrozas de distinto Papas, vestidos cortesanos, sillas de montar e incluso automóviles.

 

Pabellón de las Carrozas (imagen de los Museos Vaticanos)

 

  • Museo Pío Cristiano

La colección está compuesta por antigüedades cristianas (estatuas y sarcófagos) y por restos arqueológicos desde siglo VI.

 

  • Museo Gregoriano Profano

Si te has quedado con  ganas de más escultura romana, el Museo Gregoriano Profano forma parte de los museos de esculturas griegas y romanas que hemos visto al inicio (Museo Pío-Clementino, Chiaramonti y Braccio Nuovo).

Destacan:

  • Grandes fragmentos del Partenón de Atenas
  • Mosaicos de las Termas de Caracalla
  • El Relieve de la Cancillería, con los logros del emperador Vespasiano.

 

  • Museo Filatélico y Numismático

Si te gustan las monedas y los sellos este es tu museo. Reúne una gran colección de sellos de correos y monedas de los Estados Pontificios.

 

Antes de salir vamos al servicio y nos sentamos un rato en el Patio de la Pinacoteca para reponer fuerzas. Tomamos unos frutos secos y rellenamos la botella con agua de la fuente que hay aquí.

Con fuerzas renovadas, bajamos por la espectacular escalera en espiral diseñada por Giuseppe Momo en 1932. ¡Su curioso efecto óptico te sorprenderá!

 

Escalera espiral de lo Museos Vaticanos
Escalera espiral de Giuseppe Momo

 

Cómo saltarse las colas para los Museos Vaticanos

Para saltarse la cola de los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina que puede llegar a ser de hasta 2 horas en temporada alta, hay varias opciones:

  • Comprar la entrada por adelantado en la página oficial de los Museos Vaticanos. Tiene un pequeño suplemento de 4€, pero merece la pena.
  • Comprar la tarjeta OMNIA Vatican, en la que la entrada prioritaria a los Museos Vaticanos está incluida.

Es una tarjeta cara, por lo que tienes que pensar bien si te merece la pena o no.

 

Te ayudamos a decidirlo: ¿Merece la pena la tarjeta OMNIA Vatican?

 

Si ya lo tienes claro, cómprala ahora sin sobrecostes

 

  • Con una de las visitas guiadas que ofrece el Vaticano a los Museos Vaticanos.
  • Con una de las visitas guiadas que ofrece el Vaticano a los Jardines Vaticanos o a la Necrópolis Vía Triumphalis, que al finalizar dan acceso a los Museos Vaticanos por libre.
  • Visitando el Vaticano de noche con las visitas nocturnas (desde abril hasta octubre de 19 a 23 horas, último acceso a las 21.30). Hay que hacer la reserva anticipada de las entradas nocturnas en la página oficial de los Museo Vaticanos.
  • Reservar un tour privado con el que un guía te explicará las obras imprescindibles.

 

 

Nuestro consejo es que si puedes realices tu visita a los Museos Vaticanos al mediodía.

Evita los últimos domingos de cada mes ya que la entrada es gratuita o cuando sea una fecha religiosa como la Semana Santa o Navidad.

 

¿Cuánto tiempo se necesita para ver los Museos Vaticanos?

Obviamente todo depende de cuánto interés tengas por el arte.

Los Museos Vaticanos son enormes y con temáticas muy variadas, por lo que es importante que hagas bien tu selección.

Si sólo quieres ver la Capilla Sixtina, desde la entrada se tardan unos 20 minutos en llegar por el itinerario corto.

Si quieres ver los imprescindibles de los Museos Vaticanos como te hemos comentado en nuestra Experiencia, necesitarás unas 2 horas, incluida la visita a la Capilla Sixtina.

En los Museos Vaticanos hay itinerarios para visitar los museos señalizados con  distintos colores, van desde los 90 minutos hasta las 5 horas.

¡Tú decides!

 

Visitar los Museos Vaticanos por la noche

¿Sabías que también hay visitas nocturnas para visitar los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina?

Y además, puedes disfrutar incluso de conciertos. ¡Merece la pena!

 

Reserva ahora y vive una de esas experiencias que no se olvidan…

 

 

 

Esperamos que nuestra Experiencia Viajera por los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina te hayan sido de utilidad.

En nuestro recorrido por los Museos Vaticanos hemos visto lo que para nosotros son los imprescindibles.

Si tuviéramos que hacer un resumen de la selección nuestros imprescindibles de los Museos Vaticanos sin duda serían los que hemos marcado con una estrella: Los Museos romanos Pío Clementino y Chiaramonti (no dejes de ver el Laooconte y sus hijos), La Galería de los Mapas (no te olvides de mirar al techo), Las Estancias de Rafael (no dejes de admirar la Escuela de Atenas), la Pinacoteca (impresionante el cuadro San Jerónimo de Leonardo da Vinci) y como no, la Capilla Sixtina de Miguel Ángel.

Ya nos contarás tras tu visita si coinciden o añadirías alguno más

Lo importante es que no te agobies y pretendas verlo todo, porque terminarás agotado.

¡Disfruta de uno de los museos más importantes del mundo!

 


Información práctica de los Museos Vaticanos en Roma

 

  Página web oficial de los Museos Vaticanos

Ubicación

Viale Vaticano, 51

Horario

De lunes a sábado de 9 a 18 h (último acceso a las 14 h)

Domingos cerrado. Excepto el último domingo de cada mes de 9 a 14 h (último acceso a las 12.30h), que al entrada es gratuita.

Precio de la entrada

Adultos: 17€

Niños y estudiantes (hasta 26 años): 8€

Menores de 5 años gratis.

Cómo llegar

Si llegas caminando desde la Plaza San Pedro, tardarás unos 10 minutos. Hay que coger el camino hacia a la derecha.

Metro: Cipro-Musei Vaticani u Ottaviano, línea A (roja)

Bus turístico: Parada Vaticano

 

 

 

¿Vas a viajar a Roma por libre?

Organiza tu escapada de turismo con la información de nuestro blog de viajes de Roma

 

¿Qué te ha parecido la Capilla Sixtina? ¿Qué es lo que más te ha gustado de tu Experiencia Viajera en los Museos Vaticanos?

 

 

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol
Ajustes