Saltar al contenido
Experiencias Viajeras

Termas de Diocleciano, el ritual del baño romano

 

Las Termas de Diocleciano se encuentra ubicadas en la distinguida Piazza della Reppublica en Roma, junto a la Basílica de Santa María de los Ángeles de Miguel Ángel.

Son una de las cuatro sedes que componen el Museo Nazionale Romano, uno de los museos arqueológicos más relevantes del mundo en antigüedades clásicas.

Las Termas de Diocleciano fueron el mayor complejo termal de la Antigua Roma, con capacidad para 3.000 personas.

 

Museo Nazionale Romano en Roma

El Museo Nacional Romano fue creado en 1899 para albergar las antigüedades encontradas en Roma.

Está dividido en cuatro espacios diferentes que se hayan en diferentes partes de la Ciudad Eterna:

  • El Palazzo Altemps: escultura renacentista.
  • La Cripta Balbi: restos arqueológicos y hallazgos de las excavaciones en el Campo de Marte.
  • Las Termas de Diocleciano: los baños romanos más grandes del imperio.
  • El Palazzo Massimo: esculturas, frescos y mosaicos romanos.

 

La entrada es común para los cuatro museos y se puede usar durante 3 días.

Es Museo Nazionale Romano es uno de los museos de arqueología más importantes del Mundo.

 

Las Termas de Diocleciano en Roma

Las Termas de Diocleciano fueron construidas por el Emperador Diocleciano en el año 306, llegando a ser las termas más grandes del mundo antiguo, con capacidad para 3.000 personas.

Su actividad finalizó con la invasión bárbara en el año 537.

Las Termas de Diocleciano medían unos 380 metros de ancho y 360 metros de largo y ocupan un espacio de 13 hectáreas.

Las instalaciones estaban compuestas por inmensos jardines con estatuas, bibliotecas, salas de reuniones, salas de música, tabernas… Y una enorme piscina termal de 3.500 metros cuadrados y un metro y medio de profundidad.

Fueron construidas con ladrillo y revestidas de mármol. Las paredes y los suelos estaban bellamente decorados con mosaicos y esculturas.

Te dejamos una reconstrucción de Capware para que veas su esplendor:

 

 

Historia de las termas en Roma

Ir a las termas era uno de los eventos sociales diarios en la antigua Roma.

Pero ir a las termas respondía a un objetivo mucho más complejo que el aseo personal. Eran un lugar de encuentro político, comercial, lúdico, cultural y religioso.

Las primeras termas de las que se tiene constancia son cuando Agripina construyó unos baños en el año 25. Fueron evolucionando hasta llegar a las enormes Termas de Diocleciano.

 

El ritual del baño en Roma

Los baños en la antigua Roma eran un ritual diario muy importante.

Se comenzaba por quitarse la ropa en el apodyterium, tras hacer un poco de ejercicio en la Palestra luego se pasaba al Laconicum (baño turco), le seguían el caldarium (baño caliente), el tepidarium (baño con agua tibia) y el  frigidarium (baño frío). El recorrido termal finalizaba en el Natatio, una piscina al aire libre donde podían nadar.

Si quieres conocer toda la historia de las termas romanas, su complejo funcionamiento, sus instalaciones y el ritual del baño romano, lo puedes leer en nuestro post:

Las Termas de Caracalla, el ritual del baño romano

 

Qué ver y visitar en las Termas de Diocleciano en Roma

Tras estar abandonadas largo tiempo, en 2008 las Termas de Diocleciano se abrieron como museo, dentro del conjunto Museo Nazionale Romano.

Se pueden visitar partes de los edificios de las antiguas termas, esculturas, así como dos tumbas decoradas de frescos y estuco del siglo II.

También hay una zona ajardinada por la que pasear entre esculturas, relieves y sarcófagos.

Pero esta visita no estaría completa sin visitar la Basílica Santa María de los Ángeles que está construida en las ruinas de las Termas de Diocleciano. Concretamente donde estaban el frigidarium, el tepidarium y el caldarium.

El Papa Pio IV le hizo este encargo a Miguel Ángel, para honrar la memoria de los esclavos cristianos que habían trabajado en la construcción de las Termas de Diocleciano.

 

Interior de la Basílica de Santa María de los Ángeles y los Mártires

Te contamos cómo visitar la Basílica para hacerte una idea de la altura de las termas, de su tamaño y su estructura

 

¿Cuánto tiempo se necesita para la visita de las Termas de Diocleciano en Roma?

La visita a las Termas de Diocleciano no te llevará mucho tiempo. Se puede visitar en menos de una hora.

 

Visitar el Museo Nazionale Romano en Roma sin colas

La visita al Museo Nazionale Romano está incluida dentro de la tarjeta Roma Pass, por lo que no tendrás que hacer cola para visitarlos.

Eso sí siempre que sea tu primera y/o segunda visita tras la activación de la tarjeta.

Si no tendrás que pasar antes por la taquilla.

Lo mismo sucede si vas con niños y no tienen la tarjeta Roma Pass. Aunque tú pudieras pasar directamente (si es tu primer y/o segundo uso de la tarjeta), tendrás que sacar su entrada (gratuita o reducida dependiendo de su edad).

 

¿Merece la pena la Tarjeta Roma Pass?

 

No te pierdas nuestro post, donde te explicamos en qué consiste, te damos argumentos para que decides si te conviene o no

 

 

Si ya lo tienes claro, lo mejor es que compres tu tarjeta Roma Pass ahora y te evites líos.

 

La entrada es común para los cuatro museos que componen el Museo Nazionale Romano por lo que solo tendrás que pasar por taquilla en el primero que visites.

 

Ya poco queda de la grandeza del interior de las Termas de Diocleciano, el último conjunto termal romano y el más grande de Roma.

Pasear por su estructura te ayudará a imaginarte su esplendor. Pero lo que de verdad te ayudará a recrear su magnitud es la visita a la Basílica Santa María de los Ángeles y los Mártires construida en las Termas de Diocleciano.

¡Te quedarás alucinado con su interior!

 


Información práctica de las Termas de Diocleciano en Roma

 

  Página web oficial del Museo Nazionale Romano

Ubicación

Viale Enrico de Nicola, 78 (junto a la Piazza della Repubblica)

Horario

De martes a domingo de 9 hasta las 19.30 (la taquilla cierra una hora antes)

Cierra los lunes.

Precio de la entrada

Adultos normal: 10€

Adultos entrada conjunta: 12€ (válido paras las 4 sedes del museo, durante 3 días)

Reducido (menores de 25 años de la UE): 2€

Menores de 17 años: gratis

(Puede incrementarse el precio en 3€ debido a exposiciones temporales).

Cómo llegar

Metro: Repubblica, línea A (roja)

Bus turístico: Parada Termini

 

 

 

¿Vas a viajar a Roma por libre?

Organiza tu escapada de turismo con la información de nuestro blog de viajes de Roma

 

¿Te han gustado la visita a las Termas de Diocleciano durante tu Experiencia Viajera en Roma? ¿Has visitado la Basílica de Santa María de los Ángeles de Miguel Ángel?

 

 

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol
Ajustes