Saltar al contenido
Experiencias Viajeras

¿Merece la pena la tarjeta Omnia Vatican?

 

La tarjeta Omnia Vatican u Omnia Card es una tarjeta turística de Roma con la que ahorrarás dinero cuando visites los principales monumentos de la ciudad y evitarás las colas.

Pero dependiendo de tus días de estancia en la Ciudad Eterna y del plan que tengas, antes de adquirirla debes tener muy claro qué incluye la tarjeta Omnia Vatican y si a ti te resulta rentable.

 

¿Qué es la tarjeta Omnia Vatican?

La tarjeta Omnia Vatican es una tarjeta turística que permite acceder gratis o con descuentos a los principales monumentos, museos y galerías de Roma durante 3 días.

Además, permite utilizar el transporte público de Roma de forma ilimitada de manera gratuita durante 3 días.

 

¿Qué incluye la tarjeta Omnia Vatican?

La tarjeta Omnia Vatican ofrece los siguientes servicios:

  • Una tarjeta Roma Pass. Es decir:
    • Entrada gratuita y directa a 2 de las principales atracciones de Roma que elijas.
    • Entrada a precio de tarifa reducida a los museos y sitios arqueológicos restantes.
    • Acceso ilimitado y gratuito al transporte público de Roma.

Es decir, metro (línea A, B, B1 y C), tranvía, autobús y trenes regionales (Roma-Lido, Roma-Viterbo y Roma-Giardinetti).

  • Descuentos en más de 80 espectáculos, exhibiciones, eventos y servicios turísticos (alquiler de bicis, bus turístico…).

 

Y además:

 

La tarjeta Omnia Vatican viene integrada en un kit, que además de las dos tarjetas (la Roma Pass y la Onnia Vatican), también incluye un mapa de Roma y un listado o guía con los lugares que puedes visitar con cada tarjeta y las empresas en los que tienes descuentos.

 

 

¿Qué precio tiene la tarjeta Omnia Vatican?

La tarjeta Omnia Vatican es válida durante 3 días consecutivos y tiene un precio de 113€ para adultos.

La tarjeta infantil cuesta 80€, para niños entre 6 y 9 años.

 

¿Dónde se compra la tarjeta Omnia Vatican?

La tarjeta Omnia Vatican se puede adquirir por internet o directamente en Roma.

Si la pides por internet la puedes recibir en casa con un sobrecoste o recoger en Roma en uno de estos 3 puntos:

. Piazza Pio XII, 9 (Basílica de San Pedro).

. Largo Argentina, Vía del Cestari 21.

. Piazza di Porta S.Giovanni (San Juan de Letrán). Dentro de la basílica.

 

Puedes adquirirla aquí y ahora y asegurarte la tarjeta Omnia Vatican

 

¿Cómo se usa la tarjeta Omnia Vatican?

Lo primero que tienes que hacer al abrir tu kit Omnia Vatican es rellenar el reverso de la tarjeta Omnia Vatican y la tarjeta Roma Pass con tu nombre, apellidos y fecha de activación. Este último dato rellénalo cuando hagas tu primer uso.

 

  • Tarjeta Omnia Vatican.

Para acceder sin colas a la visita de los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina y a la Basílica de San Pedro, tienes que reservar cita en cualquiera de las oficinas mencionadas anteriormente.

Te dan un punto de encuentro, muestras tu tarjeta y vas con el resto del grupo. La visita es libre.

En el resto de lugares basta con enseñar tu tarjeta Omnia Vatican.

 

Cuando visites los dos primeros monumentos o museos, que son gratuitos, tienes que entrar directamente por la entrada, sin pasar por taquilla.

A partir de aquí tendrás que mostrar tu tarjeta Roma Pass junto con tu DNI o pasaporte en las taquillas de cada monumento para sacar tu entrada reducida.

En el metro, en las máquinas donde se validan los billetes, hay una pantalla que lee el código de barras de la tarjeta Roma Pass.

En los autobuses, basta con enseñar la tarjeta.

 

¿Cuándo caduca la validez de la tarjeta Omnia Vatican?

La tarjeta Omnia Vatican y la tarjeta Roma Pass NO empiezan a funcionar cuando las compras, si no en el momento que realizas su primer uso en un museo, monumento o medio de transporte.

Desde ese momento son válidas durante 72 horas, consecutivas.

OJO: si activas tu tarjeta a las 5 de la tarde, ese día ya cuenta como un día de los 3.

Por ello, es muy importante decidir qué día activarlas y hacerlo a primera hora.

Son dos tarjetas independientes por lo que puedes activarles en días distintos.

 

¿Es rentable la tarjeta Omnia Vatican?

Y llegamos a la pregunta más importante: ¿Vale la pena la tarjeta Omnia Vatican?

La tarjeta Omnia Vatican es rentable siempre y cuando te interese ver todo lo que incluye y quieras usar el bus turístico durante 3 días.

De lo contrario es una tarjeta cara y no te saldrá a cuento.

Y a los que gozan de entrada reducida y gratuita, por supuesto, no les sale rentable.

Como hemos comentado en el post de la tarjeta Roma Pass, ésta si merece la pena para los adultos por lo que asumiremos los 38.50€ que cuesta.

 

La tarjeta Omnia Vatican cuesta 113€, si descontamos el precio de la Roma Pass, nos queda 74.50€ para lo que ofrece el Vaticano.

Te mostramos un cuadro con ejemplos para que calcules si te merece la pena o no la tarjeta Omnia Vatican.

 

 

Con la tarjeta Omnia Card, visitando todos estos sitios y usando el bus 3 días, nos gastaríamos 113€.

Sin la tarjeta Omnia Vatican, visitando todos estos sitios durante 3 días nos gastaríamos 129€.

Nos AHORRAMOS 16€

Además, hay que tener en cuenta lo que nos da la tarjeta Roma Pass, que incluye el transporte durante esos 3 días gratis, que no tenemos que esperar colas ni en el Coliseo, ni en el Castillo Sant´Angelo, ni en los Museos Capitolinos, que entramos directamente sin pasar por taquilla en los dos primeros sitios y que tenemos descuentos en más de 80 empresas.

Y la comodidad de no tener que estar sacando entradas.

 

Ahora bien, ¿realmente merece la pena todo lo que incluye la parte Vaticana de la Omnia Vatican?

Nuestra conclusión es que no. ¿Por qué?         

                

  • En una ciudad como Roma donde lo mejor es visitarla a pie, NO es necesario el autobús.

Si descontamos los 32€ que cuesta ya no sale rentable.

Si tienes el capricho como mucho lo vas a usar un día. El precio para un día es de 25€, es decir te ahorras 7€.

Luego ya solo llevas 16€-7€=9€ de ahorro en el cuadro de arriba.

  •  Con todo lo que hay que ver en Roma, ¿te interesa la Cárcel Mamertina?. Nosotros lo tenemos claro. 10€ más de ahorro.

Llevamos -1€, pero dejémoslo en que ya nos sale parra la tarjeta Omnia Vatican.

  • La entrada a la Basílica de San Pedro es gratuita, pero hay que hacer cola. ¿Estás dispuesto a pagar 19.50€ por una audioguía y evitarte una cola de 1 hora?. Nosotros no.
  • ¿Te va a dar tiempo la visita al claustro de San Juan de Letrán?

 

Responde a estas preguntas y decide si te sale a cuenta la tarjeta Omnia Vatican.

Nosotros en nuestra Experiencia Viajera de 4 días compramos la tarjeta Roma Pass (28.50€), adquirimos las entradas a los Museos Vaticanos on line con hora de entrada (21€) y esperamos la cola gratuita para la Basílica de San Pedro que en pleno agosto no superó la hora.

 

Y si lo prefieres también puedes adquirir alguno de estos tours para el Vaticano y te saltas las colas

 

 

Tarjeta Omnia Vatican en familia

Como hemos comentado la tarjeta Omnia Vatican no sale rentable para niños, ya que la entrada es gratuita para ellos en los museos y monumentos estatales (Coliseo…) y en los museos y monumentos municipales y en los Museos Vaticanos su entrada es reducida o gratuita si son menores de 6 años (Museos Capitolinos…).

Y si son menores de 9 años el transporte público es gratuito.

 

¿Qué pasa entonces con los niños, si los progenitores hemos adquirido la tarjeta Omnia Vatican?

Los niños que pertenezcan a la misma familia que los adultos que posean la tarjeta Omnia Vatican, tienen paso preferente en el Coliseo, los Museos Capitolinos y el Castillo Sant´Angelo.

Por ejemplo, en el Coliseo nos pondremos en la cola preferente de entrada de las personas que tienen la tarjeta Roma Pass.

Una vez pasemos los controles, tendremos que ir a la taquilla (sin colas) para sacarles la entrada a los niños. Aunque sea gratis deben tener su ticket.

OJO: previamente hay que reservar hora en la web para visitar el Coliseo.

En los Museos Capitolinos, la cosa cambia. La entrada con la Roma Pass se hace por una entrada y la taquilla está en otra.

Acude a la entrada de la taquilla y enseña tu tarjeta e indica que tienes que sacar para los niños y que la Omnia Vatican te da el derecho de saltarte la cola.

En el Castillo Sant´Angelo verás una larga cola. Vete al inicio, muestra tu tarjeta y te dejarán pasar hasta la taquilla sin colas.

Con respecto a la parte Vaticana, la página oficial no lo aclara. Pero por lógica, entendemos que para la entrada a la Basílica de San Pedro no habrá problema porque ésta es gratuita (no dispondrán de audioguía y ya está).

En la Cárcel Mamertina y en el Claustro de la Basílica de San Juan de Letrán tendrán que pagar su entrada.

Lo mismo sucede con el bus turístico. Abonarán el coste del precio reducido y listo.

Y con los Museos Vaticanos creemos que se saltarán la fila como nosotros y luego habrá que sacarles su entrada reducida.

Si es tu caso y nos lo puedes confirmar estaría genial.

 

Cuando estés planificando tu escapada a Roma, te aconsejamos que pienses los lugares que vas a visitar y hagas el ejercicio que hemos hecho con el cuadro de arriba para ver si la tarjeta Omnia Vatican te merece la pena o no.

Creemos que la idea de la tarjeta es buena, pero es una tarjeta muy cara.

¡Deberían reducir su precio!

 

Hemos hecho el mismo análisis con la tarjeta Roma Pass. No te pierdas nuestro artículo:

 

¿Merece la pena la tarjeta Roma Pass?

 

 

¿Vas a viajar a Roma por libre?

Organiza tu escapada de turismo con la información de nuestro blog de viajes de Roma

 

¿Qué tal tu Experiencia Viajera con la tarjeta turística OMNIA Vatican? ¿Has visitado las atracciones gratuitas que incluye?

 

 

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol
Ajustes