Saltar al contenido
Experiencias Viajeras

La Capilla Sixtina de Miguel Ángel, la joya de los Museos Vaticanos

Capilla Sixtina en los Museos Vaticanos

 

Uno de los grandes atractivos de tu escapada a Roma es visitar la Capilla Sixtina que pintó el gran Michelangelo Buonarroti.

En este post vamos a descubrir todos los secretos de la Capilla Sixtina y vamos a conocer qué representa cada uno de los frescos.

¡Nos vamos a la Ciudad del Vaticano!

 

La Capilla Sixtina en los Museos Vaticanos

Los Museos Vaticanos reciben al año unos 6 millones de turistas.

Son unos museos enormes que abarcan distintas temáticas como las esculturas clásicas (etruscas, romanas…), pinacotecas con obras de Caravaggio, Dalí o Leonardo da Vinci, obras de arte de distintas culturas, piezas de los hallazgos arqueológicos, Estancia Papales con frescos maravillosos…

 

Museos Vaticanos en Roma
Patio ajardinado de los Museos Vaticanos

Te invitamos a un recorrido por las obras de arte imprescindibles de los Museos Vaticanos

 

Pero sin lugar a dudas, la joya de los Museos Vaticanos es la Capilla Sixtina.

La Capilla Sixtina de Miguel Ángel está ubicada dentro de los Museos Vaticanos, en la parte de los Palacios Pontificios.

Se saca una única entrada con la que puedes visitar todos los Museos Vaticanos, incluida la Capilla Sixtina.

Desde la entrada de los Museos Vaticanos se tarda unos 20 minutos en llegar a la Capilla Sixtina, si es que quieres ir directo a verla.

Si no, irás disfrutando de otros museos y luego, como parte del recorrido, podrás visitar la Capilla Sixtina.

 

Mapa de los Museos Vaticanos

 

Historia de la Capilla Sixtina en los Museos Vaticanos

La Capilla Sixtina ya existía desde 1480, en la época del Papa Sixto IV, y de ahí su nombre.

El Papa Sixto IV hizo que restauraran la Capilla Magna (la actual Capilla Sixtina) y tomaron parte artistas tan importantes como Botticelli, Signorelli, Perugino, Ghirlandaio o Rosselli.

Originalmente, la bóveda también estaba pintada con unas estrellas doradas sobre un cielo azul, pero cuando el Papa Julio II realizó obras, ésta quedó dañada.

El Papa Julio II contrató al gran artista Miguel Ángel para que pintara los frescos del techo de la Capilla Sixtina, entre 1508 y 1512.

Entre los años 1534 y 1541 Miguel Ángel pintó El Juicio Final en el Altar Mayor.

 

Capilla Sixtinaen los Museos Vaticanos
La Capilla Sixtina, la joya (imagen de los Museos Vaticanos)

 

Admirando el techo de Miguel Ángel de la Capilla Sixtina

En 1508 Miguel Ángel abandona la tumba que el Papa Julio II le había encargado en la Iglesia de San Pedro Encadenado en Roma y se centra en pintar la bóveda de la Capilla Sixtina (por orden del mismo Papa).

Lo que más destaca de las pinturas de todo el techo son las nueve historias del Génesis.

Pero también hay escenas de Salvación del Antiguo Testamento, Sibilas, Profetas y Antepasados de Jesús.

 

 

 

Las 9 escenas del Génesis ocupan la parte central de la bóveda. Están narradas desde el altar hasta la entrada a la puerta de la capilla:

  1. Dios separa la luz de las tinieblas
  2. Creación del Sol y la Luna
  3. Separación de la tierra y las aguas
  4. Creación de Adán
  5. Creación de Eva
  6. Pecado original
  7. El Sacrificio de Noé
  8. El Diluvio Universal
  9. Embriaguez de Noé

 

La escena más famosa es la de la Creación de Adán, con los dedos que parecen tocarse…

 

La Creación de Adán en la Capilla Sixtina

 

La representación de las sibilas (profetisas) y profetas se alternan en los rectángulos del perímetro:

  1. Jonás 19. Jeremías 26. Sibila Persa  21. Ezequiel  28. Sibila Eritrea  23. Joel  24. Zacarías  29. Sibila délfica  22. Isaías  27. Sibila de Cuma  20. Daniel  25. Sibila Persa

 

En las 4 esquinas laterales están las escenas de la Salvación del Antiguo Testamento:

  1. Castigo de Amón 31. Moisés y la serpiente 32. David y Goliat  33. Judit y Holofermes

 

Y en los triángulos están representados los Antepasados de Jesús, aunque no hay consenso entre quienes son.

 

Admirando el Altar Mayor de Miguel Ángel de la Capilla

Unos años más tarde de terminar su gran obra maestra de la bóveda, en 1536, el Papa Clemente VII le encargó a Miguel Ángel la decoración del Altar Mayor.

Escogió pintar el Juicio Final, en representación del Apocalipsis. Culminó su gran obra en el año 1541, bajo el mandado del Papa Pablo III.

El fresco es de enormes dimensiones, 13.70×12.20 metros, y se contabilizan hasta 400 figuras.

 

Juicio Final en la Capilla Sixtina

 

En el centro de la dinámica composición vemos a Cristo, el juez, con una figura atlética y musculosa.

Se pueden diferenciar a la Virgen María, a su lado, a San Pedro con las llaves, San Lorenzo o San Sebastián, entre otros santos.

La pintura del Juicio Final representa a las almas de los muertos ascendiendo para enfrentarse al juicio de Dios. Unos ascienden al cielo y otros caen al infierno.

Abajo aparece Caronte con su barca y al juez infernal Minos con serpientes en su cuerpo, haciendo referencia a la Divina Comedia de Dante Alighieri.

En su época la desnudez de las figuras causó gran revuelo y se le encargó taparles con calzones a Danielle da Volterra, apodado desde entonces, “Braghettone” (pone bragas).

 

Admirando las paredes de la Capilla Sixtina

Pero años antes de que Miguel Ángel realizara su gran obra maestra en la Capilla Sixtina, grandes artistas ya habían pintado las paredes laterales.

En 1480, el Papa Sixto IV, hizo reformas en la hasta entonces conocida como Capilla Magna.

Para ello contó con los artistas más importantes de la época: Sandro Botticelli, Luca Signorelli, Pietro Perugino, Domenico Ghirlandaio y Cosimo Rosselli.

La obra de Miguel Ángel lo eclipsa todo, pero no dejes de admirar la obra de estos grandes artistas:

 

La última Cena de de Rosselli

 

A la derecha del Altar Mayor:

  1. Bautismo de Cristo de Perugino
  2. Las tentaciones de Cristo de Boticelli
  3. La llamada de San Pedro y San Andrés de Ghirlandaio
  4. El Sermón de la montaña de Rosselli
  5. Entrega las llaves a San Pedro de Perugino
  6. La Última Cena de Rosselli

 

A la izquierda del Altar Mayor:

  1. Viaje de Moisés a Egipto de Perugino
  2. Hechos de la vida de Moisés de Botticelli
  3. Paso del Mar Rojo de Rosselli
  4. Entrega de las Tablas de la ley de Rosselli
  5. Castigo de los rebeldes de Botticelli
  6. Últimos días de Moisés de Signorelli

 

Los conclaves de la Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina además de ser un imán para los turistas, también es un lugar muy importante para la Santa Sede. Los cónclaves y las más importantes ceremonias de los cardenales se celebran en la Capilla Sixtina.

El cónclave es una reunión del Colegio cardenalicio, para elegir un nuevo Papa.

Durante el cónclave se instala una chimenea en el tejado de la capilla para que el humo sea visto desde la Plaza de San Pedro.

Si hay consenso en la elección del Papa, se queman las papeletas para que el humo salga blanco. La famosa fumata bianca o blanca.

Si no hay consenso y ningún candidato obtiene la mayoría (dos tercios de los votos), se queman las papeletas, junto a paja y un producto químico, para que el humo salga negro. La fumata nera o negra.

Los cónclaves se llevan celebrando en el Vaticano desde el año 1455 y en la Capilla Sixtina desde el año 1878.

 

Si quieres conocer al Papa no te pierdas estos tours:

 

 

Visitar la Capilla Sixtina con poca gente

Lo peor de la visita a la Capilla Sixtina es que el espacio es demasiado pequeño para las hordas de gente que la visitan.

Y claro, así es difícil disfrutar del arte como se merece.

Si de verdad quieres disfrutar de cada fresco y de sus pequeños detalles, lo mejor es hacerlo cuando hay menos gente.

 

Con estos tours no estarás solo, pero si con muchíssssima menos gente:


 

Si te preguntabas dónde está ubicada la Capilla Sixtina y qué es lo que te vas a ver, ahora ya no tienes dudas.

Hemos decidido hacer este post porque nos parece muy interesante saber qué representan todos los frescos de la Capilla Sixtina.

Cuando los admiras salta a la vista la magistralidad con la que Miguel Ángel y el resto de artistas los pintaron, pero todavía son más interesantes cuando se sabe lo que se ve.

 


Información práctica de los Museos Vaticanos en Roma

 

  Página web oficial de los Museos Vaticanos

Ubicación

Viale Vaticano, 51

Horario

De lunes a sábado de 9 a 18 h (último acceso a las 14 h)

Domingos cerrado. Excepto el último domingo de cada mes de 9 a 14 h (último acceso a las 12.30h), que al entrada es gratuita.

Precio de la entrada

Adultos: 17€

Niños y estudiantes (hasta 26 años): 8€

Menores de 5 años gratis.

Cómo llegar

Si llegas caminando desde la Plaza San Pedro, tardarás unos 10 minutos. Hay que coger el camino hacia a la derecha.

Metro: Cipro-Musei Vaticani u Ottaviano, línea A (roja)

Bus turístico: Parada Vaticano

 

 

 

¿Vas a viajar a Roma por libre?

Organiza tu escapada de turismo con la información de nuestro blog de viajes de Roma

 

¿Te ha parecido interesante tu Experiencia Viajera descubriendo las pinturas de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel?

 

 

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol
Ajustes