Saltar al contenido
Experiencias Viajeras

El Palacio Güell, uno de los desconocidos de Gaudí

Palacio Güell de Gaudí en Barcelona

 

Con todos los edificios importantes que hay de Antonio Gaudí en Barcelona, grandes obras del artista pueden pasar desapercibidas…

Entre ellos está la Casa Vicens, la primera obra del artista tras graduarse como arquitecto.

Pero también otro precioso palacio que debes conocer para poder entender mejor la evolución artística de este gran genio.

Nos referimos al Palacio Güell, una casa familiar pegada a Las Ramblas.

Otro edificio declarado Patrimonio de la Humanidad desde 1984 que te sorprenderá seguro.

 

Historia del Palacio Güell

El industrial Eusebi Güell i Bacigalupi (Conde de Güell) fue el gran amigo y mecenas de Gaudí.

Fue en 1878 cuando se conocieron, cuando el señor Güell se quedó maravillado con la vitrina que el arquitecto exponía en la Exposición Universal de París.

Desde entonces se forjó entre ellos una gran amistad y Eusebi Güell le encargó la realización de obras tan importantes como el Parque Güell, los Pabellones Güell, las Bodegas Güell o la Cripta de la Colonia Güell.

Y por supuesto el Palacio Güell, que fue su residencia familiar hasta que se mudaron al Parque Güell en 1906.

Al morir el padre de Güell en 1886, le dejó en herencia la casa que tenía en la Rambla de los Capuchinos.

El Conde adquirió las casas colindantes con la intención de que Gaudí pudiera unirlas y crear un gran palacio.

El Palacio Güell se inauguró en 1888, coincidiendo con la Exposición Universal de Barcelona.

Personajes tan ilustres como la reina María Cristina de Habsburgo, el Rey Humberto I de Italia o el presidente de EEUU Grover Cleveland visitaron la casa.

Esta obra se engloba dentro del periodo inicial del artista (1883-188), la etapa orientalista, donde su arte tiene un claro influjo del Lejano Oriente y del arte islámico.

Gaudí creó una casa doméstica muy funcional, que cubría tanto las necesidades privadas de la familia, como las sociales.

 

La fachada del Palacio Güell

El Palacio Güell está ubicado en una calle muy estrecha, por lo que es difícil observar su fachada con mucha perspectiva.

Está construido en piedra calcárea y sin duda sus enormes puertas de entrada llaman mucho la atención.

Estaban pensadas para que los visitantes pudieran acceder en caballo o en sus carruajes.

Para los caballos había unos establos, algo innovador en aquel entonces.

Fíjate bien en las serpientes que hay sobre las puertas. Con sus colas forman las letras E y G, Eusebi Güell.

 

El interior del Palacio Güell

Gaudí realizó un diseño muy funcional de tal manera que la casa fuera cómoda para armonizar la vida privada y pública de la familia.

El vestíbulo principal conecta a todas las estancias importantes de la casa mediante la escalera principal: al sótano, a la portería, a la escalera de servicio, a la escalera para acceder a la planta noble, al despacho, a la biblioteca…

Durante la visita podrás descubrir las diferentes estancias donde el arquitecto vuelve a jugar con el espacio y la luz, creando universos muy originales.

 

Vestíbulo del Palacio Güell de Gaudí
Vestíbulo del Palacio Güell

 

La azotea y las chimeneas del Palacio Güell

Como ocurre en otros edificios del artista, como La Pedrera o la Casa Batlló, la terraza es uno de los lugares más mágicos de sus obras.

Disfruta de una azotea de 481 m2 en la que destacan las 20 chimeneas con coloridas cerámicas en trencadís, vidrios o mármoles.

Cada una tiene su forma, su color, su simbolismo… Obsérvalas con calma y disfruta.

¡Seguro que alguna te recuerda a algún cuento infantil!

 

Coloristas chimeneas del Palacio Güell de Gaudí
Coloristas chimeneas del Palacio Güell

 

Visitar el Palacio Güell sin colas

Conocer El Palacio Güell por dentro es muy recomendable.

La visita estándar general cuesta 12€ y hay que reservar la hora en la página oficial del Palacio Güell para evitar colas y problemas de aforo.

La entrada incluye un audioguía, que está disponible en catalán, castellano, inglés, francés, alemán, italiano, japonés y portugués.

El Palacio Güell también tiene un servicio de visitas guiadas gratuito, incluida con la entrada general, pero solo a una hora en concreto.

Se puede realizar en catalán los domingos a las 12, en español, los sábados a las 12, en inglés, los viernes a las 10.30 y los sábados a las 12, y en francés, los viernes a las 12 y los domingos a las 10.30.

La visita guiada dura 1 hora y hay que reservar la cita.

También hay alguna modalidad más de entrada. Consulta todas las entradas del Palacio Güell.

 

Si lo prefieres puedes hacer un tour por el Barrio Gótico en la que también está incluida la visita al Palacio Güell:

 

Si dispones de la Barcelona Card evitarás también las colas y te harán un descuento del 25% tanto en la taquilla, como en la web (9€ la entrada).

 

Barcelona Card¿Quieres saber en qué consiste la Barcelona Card?

 

¡Compra la Barcelona Card aquí con un 10% de descuento!!!

 

Visitar el Palacio Güell con niños

A los niños las obras de Gaudí les encantan, ya que poseen una imaginación desbordante.

Sus formas, sus colores, su simbolismo… parecen sacados de un cuento de fantasía.

Los menores de 9 años tienen la entrada gratuita.

Los niños y jóvenes de 10 a 17 años pagan 5€.

Bastante más razonable que otros edificios del artista…

 

Visitar el Palacio Güell gratis

Hay unos días al año en el que el Palacio Güell se puede visitar de manera gratuita, pero te arriesgas a quedarte sin entrada ya que el aforo es limitado.

Los días de puertas abiertas para visitar el Palacio Güell son los primeros domingos de cada mes, el 21 de mayo, el 23 de abril, la noche de los museos, el 11 septiembre, el 24 de septiembre y el 15 de diciembre.

Los tickets se entregan en dos turnos hasta agotar las entradas.

En invierno (del 1 noviembre al 31 de marzo) de 10 a 13.30 y de 13.30 a 16.30, y en verano (del 1 de abril al 31 de octubre), de 10 a 15 y de 15 a 20 horas.

 

¿Merece la pena la visita al Palacio Güell?

Por supuesto. Todas las obras del arquitecto son una pasada.

Como ya hemos comentado en algún otro post, cada obra de Gaudí es única en sí misma y es difícil saber cuál elegir para visitar.

Tanto con la visita a la Casa Vicens como al Palacio Güell descubrirás los comienzos del arquitecto, su etapa orientalista inicial.

Ahora bien si tu visita a Barcelona es de pocos días, nuestra recomendación es que antes conozcas la Sagrada Familia, la Casa Batlló o la Pedrera.

 

Durante la visita, gracias a la audioguía, podrás entender algunos de los ornamentos y técnicas del Palacio Guëll.

Pero la desbordante imaginación de Gaudí va más allá de lo que nadie puede explicar con palabras.

Con cada una de sus obras consigue crear un mundo mágico que sólo se puede sentir y disfrutar.

¡Grande!


 

Información práctica del Palau Güell en Barcelona

 

Página web del Palacio Güell en Barcelona

Ubicación

Carrer Nou de la Rambla, 3-5

Horario

Del 1 de noviembre al 31 de marzo:

De martes a domingo de 10 a 17.30h.

Del 1 de abril al 31 e:de octubre:

De martes a domingo de 10 a 20h.

Cierra los lunes no festivos.

Precio de la entrada

Adultos: 12€

Niños de 10 a 17 años : 5€

Menores de 9 años: gratis

Estudiantes y mayores de 65 años: 9€

Audioguía incluida en la entrada.

25% de descuento con la Barcelona Card

Cómo llegar

Metro: L3, Liceu (verde)

Autobús: V13, 59, 91, 120

Bus turístico: Parada Colón-Museo Marítimo

 

 

 

¿Vas a viajar a Barcelona por libre?

Organiza tu escapada de turismo con la información de nuestro blog de viajes de Barcelona

 

¿Has podido incluir en tu Experiencia Viajera a Barcelona la visita al Palacio Güell de Gaudí? ¿Notas diferencias con otras obras posteriores?

 

 

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol