Saltar al contenido
Experiencias Viajeras

Basílica de Santa María la Mayor, una de las cuatro basílicas mayores de Roma

Basílica de Santa María la Mayor

 

Aunque está un poco lejos de las zonas más turísticas de Roma, si tienes tiempo, la Basilica di Santa Maria Maggiore es una las iglesias imprescindibles que ver y visitar en Roma.

Está cerca de la estación de metro de Termini, por lo que puede ser un buen comienzo en tu llegada a la Ciudad Eterna. El pavimento no es el mejor para arrastrar maletas, por lo que puede ser una buena idea coger un taxi.

O también como siguiente visita a la vecina Piazza della Reppublica y el Teatro de la Ópera.

 

Es una de las paradas del bus turístico, por lo que es muy buena idea adquirirlo si quieres visitar la Basílica:

 

La importancia religiosa de la Basílica de Santa María la Mayor

La Basilica di Santa María Maggiore es una de las cuatro basílicas mayores de Roma, junto a San Pedro en el Vaticano, San Juan de Letrán y San Pablo Extramuros.

Eso quiere decir que únicamente el Papa puede oficiar misa en su altar mayor.

Esta basílica también es conocida como Basilica di Santa Maria della Neve (porque la iglesia se dibujó milagrosamente durante una nevada en agosto) o Basílica Liberiana (porque la encargó el Papa Liberio).

Además, es una de las iglesias que hay que visitar en el peregrinaje de las siete iglesias de Roma para alcanzar la indulgencia plena.

La basílica está situada en una plaza que lleva su mismo nombre, en la Piazza Santa Maria Maggiore, en la colina del Esquileno.

Es una antigua basílica católica y es la más grande de las iglesias dedicadas a la Virgen María en Roma.

Por ello, la enorme columna que está en medio de la plaza la corona desde 1611 la figura en bronce de la Virgen y el Niño.

 

Figura de bronce de la Virgen y el niño en la Basílica de Santa María la Mayor
Figura de bronce de la Virgen y el niño

 

En la parte trasera de la basílica, en la Piazza Esquilino, hay un obelisco de 15 metros de alto encontrado en el Mausoleo de Augusto, igual que el de la Piazza del Quirinale.

 

O quizá quieras realizar este magnifico tour y visitar las 4 Basílicas Papales cómodamente:

 

Historia de la Basílica de Santa María la Mayor

Como muchas de las iglesias en Roma, Santa María la Mayor está construida sobre un antiguo templo pagano.

El Papa Liberio la mandó construir a mediados del siglo IV y es una de las iglesias más antiguas de la cristiandad.

Pero durante estos años el edificio ha sufrido múltiples reformas y ampliaciones. No obstante, es la única basílica mayor que mantiene su planta original y la estructura paleocristiana.

El resultado de todos estos cambios, es una fusión de estilos desde el paleocristiano al Barroco.

 

Qué ver y visitar en el interior de la Basílica de Santa María la Mayor

El efecto de majestuosidad que se percibe al entrar en la Basilica di Santa Maria Maggiore es sobrecogedor. Particularmente es una de las iglesias que más me ha impactado.

Se consigue con la forma que tiene la basílica. Mide 85 metros de largo y está dividida en tres naves, mediante 42 bellas columnas de mármol y granito de capiteles jónicos.

La riqueza de su decoración y el brillo de sus mármoles te harán vibrar.

 

Lujoso interior de la Basílica de Santa María la Mayor
Lujoso interior de la Basílica de Santa María la Mayor

 

El interior de la Basílica de Santa María la Mayor esconde grandes tesoros:

 

Los mosaicos de la Basílica de Santa María la Mayor

Un gran tesoro que podemos encontrar en la basílica son los mosaicos de diferentes épocas:

  • Mosaicos paleocristianos del siglo V.

Se encuentran en el Arco del Triunfo (a la izquierda del altar) de la iglesia y a lo largo de la nave central.

  • Un increíble mosaico del siglo XIII

Este mosaico está ubicado en el ábside. Es de Jacopo Torriti y representa la Coronación de la Virgen.

 

Mosacio del ábside, Coronación de la Virgen, en la Basílica de Santa María la Mayor
Mosacio del ábside, Coronación de la Virgen de Jacopo Torriti

 

Las Reliquias del Pesebre de la Basílica de Santa María la Mayor

En la Cripta de Confesión,  bajo el dosel del altar y la estatua de Pio IX, se exhiben las reliquias del Pesebre traídas de Tierra Santa.

Se trata de una urna de cristal y plata con forma de cuna (Sagrada Cuna), que contienen las piezas de madera del pesebre de Jesús.

 

Reliquia del pesebre, la Sagrada Cuna, en la Basílica de Santa María la Mayor
Reliquia del pesebre, la Sagrada Cuna

 

El Baldaquino del altar de la Basílica de Santa María la Mayor

El baldaquino es imponente y muy hermoso. Sus columnas pertenecieron a Villa Adriana.

 

Baldaquino de la Basílica de Santa María la Mayor
El precioso Baldaquino

 

El suelo de estilo cosmatesco de la Basílica de Santa María la Mayor

El pavimento de mosaicos de mármol es de 1288 y es otra de las cosas que no te dejarán indiferente. Fue realizada por los maestros Cosma.

Los artesanos de la familia Cosmati fueron famosos por realizar preciosas obras con el mármol de antiguas ruinas romanas y crear nuevas decoraciones geométricas.

 

Suelo de estilo cosmatesco en la Basílica de Santa María la Mayor
Suelo de estilo cosmatesco

 

El techo de la Basílica de Santa María la Mayor

El techo a casetones fue decorado con el primer oro traído de América.

 

Techos realizados en oro traido de las Américas en la Basílica de Santa María la Mayor
Techos realizados en oro traido de las Américas

 

La Capilla Sixtina en la Basílica de Santa María la Mayor

La Capilla Sixtina alberga la tumba del Papa Sixto V y fue construida por Domenico Fontana en 1587 y está recubierta de mármol antiguo.

También están los restos del Papa Pio V.

 

Tumba Papa Pio V en la Capilla Sixtina

 

La Capilla Paolina o Capilla Borghese en la Basílica de Santa María la Mayor

El arquitecto Flaminio Ponzio realizó está capilla en 1611 para enterrar al Papa Pablo V.

También están enterrados otros miembros de la familia Borghese.

Se encuentra en la nave izquierda, simétrica a la Capilla Sixtina y llena de lujosos mármoles, frescos y esculturas.

 

La Capilla Paolina o la Capilla Borghese

 

La Capilla Sforza en la Basílica de Santa María la Mayor

Fue construida por Giacomo della Porta en 1573, con el diseño de Miguel Ángel.

 

La tumba de Bernini en la Basílica de Santa María la Mayor

En esta iglesia está enterrado el genial artista Gian Lorenzo Bernini y su padre.

Es una tumba sencilla en el suelo y en la lápida se puede leer:

 

La noble familia Bernini aquí espera la Resurrección”.

 

¿Con todas las maravillas que creó en Roma, se merece algo más espectacular, no te parece?

 

Tumba de Bernini en la Basílica de Santa María la Mayor
Sobria tumba de Gian Lorenzo Bernini

 

El Belén o el pesebre de la Basílica de Santa María la Mayor

Puede presumir de ser de las pocas iglesias que tienen un Belén. Con esculturas de la Virgen María con el niño Jesús en brazos, mientras San José y los 3 Reyes Magos, con elegantes trajes, les miran admirando el milagro. Bajo el calor de las esculturas del buey y el asno.

Es obra de Arnolfo de Cambio en el año 1288.

 

Qué ver y visitar en el exterior de la Basílica de Santa María la Mayor

La fachada actual es de 1743, diseñada por el arquitecto florentino Ferdinando Fuga, en estilo barroco romano.

En la parte superior de la fachada podemos ver La Logia de las Bendiciones, con tres arcos compuestos por seis columnas y con esculturas de Papas y Santos.

Tras la logia se pueden apreciar los mosaicos originales del siglo XIII, en el que se narra la creación de la basílica con la nieve del verano.

 

La logia de las Bendiciones en la Basílica de Santa María la Mayor
La logia de las Bendiciones

 

La puerta central del atrio está decorada con relieves en bronce que representan La Encarnación.

Y en la parte izquierda está la Puerta Santa, donada por la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén y bendecida por el Papa Juan Pablo.

También destaca el campanario medieval, uno de los más elegantes y el más alto de Roma con 75 metros.

 

Campanario medieval de la Basílica de Santa María la Mayor
Campanario medieval, uno de los más altos de la Ciudad Eterna

 

Una curiosidad sobre el nombre de Basilica di Santa Maria della Neve

Cuenta la Leyenda que fue la propia Virgen la que decidió donde quería erigir la iglesia con una copiosa nevada en pleno agosto en la cumbre de la colina Esquileno.

El Papa Liberio dibujó sobre la nieve el perímetro de la iglesia. Y de ahí el nombre de Basilica di Santa Maria della Neve.

Para conmemorarlo, el 5 de agosto se celebra la fiesta de la Virgen de las Nieves, con una solemne misa y con una lluvia de pétalos blancos para simbolizar la nieve.

 

Fresco con el milagro de Santa María della Neve
Fresco con el milagro de Santa María della Neve

 

 

Al admirar por fuera la Basílica de Santa María la Mayor uno puede tener la sensación de estar ante un edificio de una universidad clásica o un seminario, por la elegancia del edificio.

Descubrir lo que se esconde tras su fachada barroca es todo un placer para los sentidos. Desde el primer segundo en el que traspasas sus enormes puertas de bronce, la grandeza de esta basílica te embauca.

Su gran atractivo reside en la mezcla de estilos que componen las diferentes partes de la basílica de una forma magistral. En la Basílica de Santa María la Mayor se reflejan las diferentes etapas artísticas del arte cristiano en Roma.

 

 


Información práctica de la Basílica de Santa María la Mayor en Roma

 

Ubicación

Piazza di Santa María Maggiore

Horario

De lunes a domingo de 7 a 18.45 h

No se permiten visitas turísticas durante las misas. Tenlo en cuenta sobre todo los domingos por la mañana.

Precio de la entrada

Entrada libre.

Cómo llegar

Metro: Termini, línea A y B (roja y azul)

Bus turístico: Parada Santa María Maggiore

 

 

 

¿Vas a viajar a Roma por libre?

Organiza tu escapada de turismo con la información de nuestro blog de viajes de Roma

 

¿Has visitado la Basílica de Santa María la Mayor durante tu Experiencia Viajera en Roma? ¿Qué opinas de la mezcla de estilos?

 

 

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol
Ajustes